RECIBEN EN SINALOA BENEFICIOS DE LOS PROGRAMAS INTEGRALES DE BIENESTAR

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó en Culiacán, Sinaloa, la entrega de tarjetas bancarias en las que se depositarán pensiones de 2 mil 550 pesos bimestrales a adultos mayores y personas con discapacidad.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Culiacán, de pueblos, ejidos, municipios, de Sinaloa.

Me da mucho gusto estar de nuevo con ustedes.

Vengo a reafirmar los compromisos que hicimos, vengo a decirles que no les voy a fallar, que vamos a corresponderles.

El gobernador Quirino decía que el pueblo de Sinaloa nos apoya. Es cierto, nos viene apoyando desde la elección, el día 1º de julio del año pasado más de 800 mil ciudadanos de Sinaloa votaron por un verdadero cambio, por una transformación y Sinaloa se destacó en ese proceso electoral, en esa contienda que marca el inicio de una etapa nueva.

Recuerden ustedes que ha habido tres grandes transformaciones en la historia de México: Independencia, Reforma, Revolución, y los que estamos aquí, millones de mexicanos, ya comenzamos con la Cuarta Transformación de la vida pública de México.

Y los sinaloenses están a la vanguardia, adelante de este movimiento de transformación.

En las elecciones los ciudadanos de Sinaloa mostraron su apoyo, su determinación a favor del cambio; sexto lugar ocupó Sinaloa de las 32 entidades federativas, sexto lugar en votación a favor del cambio. Sinaloa, primer lugar en el norte del país.

Por eso les digo que voy a estar a la altura de las circunstancias. Amor con amor se paga.

Vengo a decirles que ya iniciamos la transformación, que se va avanzando. Cada vez se va a sentir más el cambio, porque no es fácil echar a andar a un gobierno que estaba parado, detenido, frenado.

De un gobierno federal que tenía como propósito, como misión, facilitar el robo, el saqueo. No beneficiar al pueblo de México.

No estaba hecho el gobierno para servirle a la gente, sino para que se hicieran jugosos negocios al amparo del poder público. Por eso lleva su tiempo y exige de mucha perseverancia llevar a cabo los cambios.

Ya hemos avanzado, hemos tomado decisiones. Por ejemplo, les puedo hablar de una decisión importante.

La mayor parte de los apoyos a la gente se van a dar sin intermediarios, por eso se está haciendo el Censo del Bienestar.

Todas las casas tienen que ser censadas y se tienen que apuntar los que solicitan un apoyo, una ayuda. El que tiene el derecho a una pensión por ser adulto mayor, la persona con discapacidad, el que necesita un crédito, el que necesita apoyo para producir, el que está estudiando y necesita una beca. Todos van a estar en un censo que llamamos, Censo del Bienestar.

Hasta ahora hay 20 millones de familias censadas, pero necesitamos terminar de visitar todos los domicilios.

Y de acuerdo a ese censo se van a entregar los apoyos, cada beneficiario va a tener su tarjeta, ya sea bancaria, ya sea un monedero electrónico para que vaya al banco o su representante en el caso de que sea un adulto mayor, ya de avanzada edad, o una persona con discapacidad, que vaya su representante y saque su dinero, lo que le corresponde.

Nada de que vamos a entregar los apoyos a organizaciones sociales, ciudadanas. No es que: ”Yo soy del movimiento Francisco I. Madero, soy movimiento independiente Francisco Villa, soy de la Antorcha Mundial y a mí dame el dinero y yo lo voy a repartir a la gente’. No, primo hermano, ya eso se acabó.

Porque así no llega, es como embudo, le ponen arriba lo suficiente y llega muy poco, a veces nada, porque hay moche, ya no va a ser así; de la Tesorería de la Federación al beneficiario de manera directa.

Esa es una decisión que ya se tomó. Por ejemplo, los adultos mayores, como fue el compromiso, van a recibir el doble de lo que les entregaban. Les entregaban mil 160 pesos cada dos meses, ahora van a ser dos mil 550 pesos cada dos meses y de manera directa.

Los que ya tenían su cuenta en el banco ya se le depositó los dos meses, enero y febrero. Y también no les daban apoyo a adultos mayores que estaban en el Issste, que estaban en el Seguro, ahora se les va a entregar, ya les va a empezar a llegar a los del Issste, a los del Seguro este depósito para que mejoren sus pensiones.

Este apoyo es universal. Para que tengan una idea se va apoyar a más de ocho millones de ancianos respetables en el país. El presupuesto autorizado para este programa, que va a llegar de manera directa, cien mil millones de pesos.

Vamos también a apoyar a los jóvenes.

¿Se acuerdan el compromiso que todos los jóvenes desempleados van a ser contratados? Todos los jóvenes que no tienen trabajo van a ser contratados, se les va a ocupar de aprendices, van a estar capacitándose en tiendas, en empresas, en talleres, en el campo y en la ciudad.

Voy a explicarles cómo va a funcionar este programa. Ya se inició, pero no ha avanzado mucho porque hace falta emparejarlo, es importante que haya tutores.

¿Qué es un tutor? Es un maestro, el que tiene un taller mecánico, el que tiene un taller de carpintería, de electricidad, el que tiene una tienda, el que se dedica a la artesanía, el que es operador de un tractor, el que es operador de un camión.

Todos ellos que tienen un oficio, que tienen una actividad, que son maestros, pueden ser tutores para enseñar a los jóvenes.

Si conocen a jóvenes de sus familias, un hijo, un sobrino, un joven de la calle, que vive en la misma manzana, en la misma colonia, en la misma ranchería, en el mismo pueblo, en el mismo ejido y que sabe que no tiene empleo, lo va a inscribir y le va a enseñar el oficio.

Y ese joven que va a estar bajo la tutela de ese maestro va a estar recibiendo un sueldo, cuando menos un año, y si se necesita más tiempo, hasta que se forme, tres mil 600 pesos mensuales a todos los jóvenes.

O sea que si mañana, pasado mañana ya hay maestros que quieren ir reclutando a los jóvenes, lo pueden hacer y nos ayudan. Nos ayudan porque los van a formar, nos ayudan porque les van a enseñar un oficio y nos ayudan, sobre todo, porque les van a dar buenos consejos para que los jóvenes no tomen el camino de las conductas antisociales.

Todos tenemos que darle atención especial a los jóvenes, que el joven tenga oportunidad de trabajo y tenga oportunidad de estudio, para que no se vea obligado a tomar el camino de las conductas antisociales.

De esa manera vamos a ir dándole oportunidad a los jóvenes para que no caigan en la tentación, para que se alejen de esta tentación, que es el pensar que van a salir adelante en actividades ilícitas.

Tenemos por eso que ayudar todos, porque hay que moralizar la vida pública; tenemos que fortalecer los valores culturales, morales, espirituales. Hacer ver que no es la felicidad sólo acumular dinero, bienes materiales; que la felicidad verdadera es estar bien con uno mismo, estar bien nuestra conciencia y estar bien con el prójimo y que solo siendo buenos podemos ser felices.

Tenemos que fortalecer valores porque el propósito de la Cuarta Transformación no sólo es alcanzar el bienestar material, es también lograr el bienestar del alma. Esa es la transformación.

¿Para cuántos jóvenes es este programa? Para todos los jóvenes de Sinaloa, no hay límite. Todos los que quieran ser aprendices tienen garantizado su trabajo, ya hay una autorización en el presupuesto de 44 mil millones de pesos para los jóvenes, como nunca había sucedido.

Lo mismo va a haber becas para estudiantes de familias de escasos recursos, los que están en la primaria, en la secundaria, todos en Sinaloa; los que están estudiando en la preparatoria, en el nivel medio superior, Colegio de Bachilleres, escuelas técnicas, mil 600 pesos cada dos meses. Todos los estudiantes de preparatoria de Sinaloa, mil 600 pesos cada dos meses.

Los que estudian en la universidad de familias de escasos recursos económicos, dos mil 400 pesos mensuales de beca para que no abandonen la escuela.

Aquí abro un paréntesis para decirles a los maestros de Sinaloa que ya envié la reforma constitucional para hacer a un lado la mal llamada Reforma Educativa.

También se van a entregar créditos. Ahora que venía yo saludando, un pequeño comerciante me entregó un escrito, diciéndome que necesitaban apoyo. Va a haber créditos pequeños, no de mucha cantidad para que alcance a más gente. Se autorizaron seis mil millones de pesos para un millón de créditos, promedio seis mil pesos de crédito sin intereses, a la palabra.

¿Cómo va a funcionar este programa? Se entregan los seis mil pesos al que tiene un taller, al que tiene una tienda, al que tiene un pequeño negocio. Eso les puede servir para comprar mercancía, para comprar sus herramientas, equipos y pasan tres meses que recibieron el crédito, los seis mil pesos y hasta el cuarto mes empiezan a pagar 500 pesos mensuales. Es como una tanda, una Tanda para el Bienestar.

Terminan de pagar los seis mil pesos y en automático, en el mismo banco, 10 mil de crédito. Terminan de pagar los 10 mil, 15 mil. Terminan de pagar los 15 y 20 mil, sin intereses y a la palabra, para echar a andar la economía popular, para que se fortalezca la economía desde abajo.

Esto se va a llevar a cabo tanto en el campo como en la ciudad. Y aquí, en Sinaloa, es importante decir que vamos a apoyar a los productores, vamos a apoyar a comuneros, ejidatarios, a pequeños propietarios, vamos a comenzar con dos programas.

Uno es que se va a entregar una cantidad de dinero a cada productor para que pueda sembrar, igual con el Censo del Bienestar, de manera directa de acuerdo al número que hectáreas que tenga. Entre menos tengan más van a recibir, porque esa es la justicia: darle más al que lo necesita, al que tiene menos.

Y el otro programa para el campo es que se van a fijar precios de garantía, se va a pagar a cinco mil 600 pesos la tonelada de maíz; 14 mil 500 pesos la tonelada de frijol; se va a pagar también a precio de garantía el arroz, con precio de garantía el trigo y la leche.

Vamos a empezar con esos cinco productos básicos, pero se le va a comprar sobre todo a los pequeños productores. La preferencia se le va a dar a los que tienen hasta 20 hectáreas o los que puedan entregar hasta 20 toneladas. Ellos van a recibir este precio especial.

Vamos a irle subiendo, porque lo que queremos es que todos los productores de Sinaloa y de México, pequeños, medianos y grandes, tengan estos estímulos, estos apoyos, porque lo que buscamos es ser autosuficientes, producir en México lo que consumimos. Ya no estar comprando maíz en el extranjero, ni el frijol, ni el arroz, ni la leche, ni las gasolinas, ni nada. Vamos a producir en México.

Pero vamos a ir poco a poco. Miren, son muchas las demandas de justicia.

Hoy y ayer recordaba yo la frase bíblica que usó Francisco I. Madero para llamar al pueblo a combatir la dictadura porfirista, dijo Madero: ‘El pueblo tiene hambre y sed de justicia’.

Eso es lo que se está padeciendo ahora.

Yo estoy consciente de mi responsabilidad histórica y vamos a hacer justicia en todos los terrenos.

Vamos a enfrentar los grandes y graves problemas nacionales, no va a quedar por mí.

Voy a estar a la altura de las circunstancias, a la altura de ustedes, sólo les pido que me tengan paciencia. Vamos a ir poco a poco porque dejaron muy destruido el país y todo un cochinero, que vamos a ir limpiando poco a poco.

Pero estoy optimista, ¿en qué sustento, en qué baso mi optimismo?

Primero, en que hay muchos recursos naturales en México, muchas riquezas. A pesar de que lo han saqueado a nuestro pobre país por siglos, todavía hay muchas riquezas en México.

Lo segundo en que baso mi optimismo, tenemos un pueblo bueno, un pueblo honesto, un pueblo trabajador.

Y, lo tercero, que ya tenemos lo que hacía falta porque había riqueza, un pueblo trabajador, pero hacía falta un buen gobierno. Ya hay un buen gobierno.

Vamos a ir dando solución a problemas añejos, tenemos que resolver el problema de salud, no sólo en Sinaloa, en todo el país.

Nada más en el sector salud hay como 70 mil trabajadores que son contratados por honorarios o eventuales. Todos esos trabajadores del sector salud van a ser basificados, no de la noche a la mañana, pero sí durante mi sexenio. Es el compromiso.

Lo mismo los maestros, muchos maestros que no tienen todas sus prestaciones, vamos a ir regularizando la situación del magisterio nacional, en un plan que se va a aplicar en todo el país.

Y así muchas cosas, muchas demandas legítimas, demandas personales, lo que me están solicitando a que ayudemos a que se sepa el paradero de familiares desaparecidos.

Todo esto se va a atender y, desde luego, vamos a ir serenando al país sin violencia, porque no se puede apagar el fuego con el fuego.

Siempre lo he dicho: no vamos a usar la violencia contra la violencia. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

¿Cómo vamos a serenar Sinaloa?, ¿cómo a vamos a serenar al país? Con trabajo, con bienestar, atendiendo a los jóvenes; que no haya la pobreza que existe actualmente en el país, esa monstruosa desigualdad económica y social que unos cuantos lo tienen todo y millones carecen hasta de lo más indispensable.

Para eso es este cambio, es esta transformación.

Aquí, en Sinaloa, vamos a impulsar las actividades productivas. Este es un estado excepcional por su vocación productiva; un estado que produce alimentos para el país, donde la gente trabaja, donde la gente se aplica todos los días para buscar el sustento.

Van a contar con el apoyo del gobierno sin límites. Va a haber apoyo para productores, para agricultores, para ganaderos, para pescadores, para pequeños, medianos empresarios aquí, en Sinaloa.

Y vamos a dar opciones a la gente que vive en la sierra, a la gente que vive en la marginación, en el olvido.

Vamos a sembrar árboles frutales, maderables, muchas hectáreas, miles de hectáreas para crear empleos en ejidos, en pequeñas propiedades de la sierra para que haya trabajo, para que el sinaloense pueda vivir, trabajar, ser feliz donde nació, donde están sus familiares, donde están sus costumbres, donde están sus culturas.

Que el que se quiera ir de Sinaloa, el que quiera migrar, que lo haga por gusto. La migración va a ser optativa, no va a ser forzada. Nadie se va a tener que ir a buscarse la vida a otras partes porque va a haber manera de que se trabaje en los pueblos, en las comunidades.

Voy a regresar a Sinaloa. Voy a estar constantemente recorriendo Sinaloa con el gobernador Quirino Ordaz, que es un buen gobernante, un hombre responsable. Y si no les gusta, no me importa, yo siempre digo lo que pienso, mi pecho no es bodega.

Y, además, tenemos que trabajar juntos, ya pasó la campaña. Partido, como su nombre lo indica, es una parte; gobierno es todo.

Ya estamos en la fase de ser gobierno, todos, porque también ya no va a haber el divorcio que siempre se daba. Pasaba la elección y los que ganaban, a gobernar y el pueblo a sus quehaceres. No, yo no me voy a divorciar del pueblo, va a ser gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo.

Voy a estar recorriendo Sinaloa. Hoy estuvimos en el sur de Sinaloa, Escuinapa, estuvimos en Rosario.

Desde luego nos quedamos a dormir y vamos a regresar a Mazatlán, ahora aquí, en Culiacán. Mañana vamos a Mocorito porque allá vamos a iniciar, como lo dijo el gobernador Quirino, el programa de fomento a la lectura, porque Mocorito, ya se va ir sabiendo cada vez más, fue la Atenas de Sinaloa y del Noreste en un tiempo.

Y allá, por sugerencia de Beatriz, que es literata, que se dedica a la investigación histórica, cultural, por sugerencia de ella vamos a iniciar mañana en Mocorito este Plan Nacional de Fomento a la Lectura.

Y luego vamos a estar en Guasave, porque hice un compromiso. Ya saben que a mí me gusta el béisbol y así como me ven todavía ando bateando arriba de 300.

Hice el compromiso de que va a regresar el béisbol a Guasave, mañana vamos a hablar de eso allá, en Guasave.

Y deseo que le vaya muy bien a los dos equipos del Pacífico que están en la final: Jalisco y Ciudad Obregón; iban hasta ayer dos a dos. Está buena esa serie.

Y desearle también a los Tomateros que fueron campeones, que para la próxima salgan adelante como siempre, porque la vez pasada que me regalaron una camiseta y que no me la quise poner, dijeron: ‘Es que no está con los Tomateros, está con Navojoa’ ¿Se acuerdan?

No puedo decir con qué equipo estoy, estoy con un equipo que yo creo que estamos todos en el béisbol, el equipo se llama México.

Y luego, en 15 días regreso, porque vamos a ir a Tamazula, Durango, que está cerca de Culiacán, ahí nació Guadalupe Victoria, el primer presidente de México.

Y vamos a ir ahí, a Tamazula, Durango, porque se va a continuar el camino hasta Canelas, Durango.

Y también voy a estar en Badiraguato, porque vamos a hacer el camino, en el gobierno, que voy a encabezar estos seis años; vamos a trabajar hasta a hacer el camino de Badiraguato a Guadalupe y Calvo, Chihuahua, para comunicar toda la sierra y vamos a terminar en un acto como a esta hora también en Mazatlán para informar sobre los programas sociales.

Me dio mucho gusto estar aquí con ustedes.

Muchas gracias por el apoyo, por la confianza. Y voy a estar viniendo para que estemos evaluando entre todos.

Decía Francisco J. Múgica: ‘Hechos, no palabras’. Y poco a poco van a ir hablando los hechos. Eso es lo que deseo.

¡Que viva el pueblo de Sinaloa!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Culiacán, Sinaloa, 26 de enero de 2019

Leave a Reply

Your email address will not be published.