APRUEBA CÁMARA DE DIPUTADOS REFORMAS CONSTITUCIONALES EN MATERIA EDUCATIVA

En lo general y con mayoría calificada, el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de los artículos 3º, 31 y 73 de la Constitución Política, para que la educación sea garantizada plenamente por el Estado mexicano.

Con 381 votos a favor, 79 en contra y dos abstenciones, se avaló el documento que respeta el derecho de niñas, niños, jóvenes y adolescentes su inclusión al Sistema Educativo Nacional desde la enseñanza inicial hasta la superior.

Revalora a las y los maestros, respetando todos sus derechos y dota de mecanismos de política pública para que la educación sea vista como una garantía y no como un privilegio, a partir de un enfoque social, de derechos humanos y de igualdad sustantiva.

En lo particular, se reservaron los artículos 3, 31, 73, y los transitorios 5, 9, 10, 15, 16 y 17, que serán presentados en tribuna por 25 oradores.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Educación, diputada Adela Piña Bernal (Morena), destacó: es un día histórico, “llegamos a este momento después de un verdadero proceso democrático y de acuerdos entre los más diversos puntos de vista. Es la respuesta a una larga y sentida demanda por parte del magisterio nacional para revertir la reforma educativa del gobierno anterior”.

El dictamen, mencionó, atiende de forma conjunta la iniciativa del Presidente de la República y otras siete, presentadas por los coordinadores de los grupos parlamentarios del PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD, así como de las y los diputados Ana Lilia Herrera Anzaldo (PRI), Julieta Macías Rábago (MC), Erik Isaac Morales Elvira (Morena), Dulce María Méndez de la Luz Dauzón (MC) y José Ricardo Gallardo (sin partido).

Es el resultado del diálogo y búsqueda de consensos y acuerdos. “La mayoría hemos comprendido que más allá de los intereses de partido o de grupo, es necesario priorizar el de la nación. Estaremos cumpliendo con nuestra responsabilidad como representantes populares. Es un dictamen plural que sienta las bases para impulsar un nuevo modelo educativo que tanto necesitamos”.

Puntualizó que esta reforma es, sin duda, la más importante que se vaya a discutir en esta legislatura, ya que la educación es el proceso social y herramienta fundamental para lograr una verdadera transformación de la vida pública del país.

Con este documento, afirmó, se abroga el texto constitucional surgido de la reforma educativa del 2013, así como la Ley General del Servicio Profesional Docente y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación “con todos sus efectos que tanto dañaron al magisterio nacional”.

El Estado, como ente responsable de garantizar los derechos de sus ciudadanos, dijo, reafirma su rectoría sobre la educación, terminando con la injerencia de organismos ajenos a los intereses nacionales; se eliminan las evaluaciones punitivas. “Nunca más una ligada a la permanencia en el empleo. Ahora se proponen valoraciones de carácter formativo, diagnóstico e integral”.

La diputada Piña Bernal explicó que para el ingreso y promoción se ponderan los conocimientos, aptitudes y experiencia docente; se eliminarán los exámenes estandarizados y se reconoce el derecho de las maestras y los maestros a la capacitación y actualización.

También, se fortalece a la educación normal, reconociendo en ella su papel fundamental para la formación docente. Los planes y programas de estudios ahora tendrán un enfoque de derechos humanos, con perspectiva de género. “Es un gran avance, porque desde la escuela queremos impulsar verdaderas acciones afirmativas para cerrar la brecha entre hombres y mujeres”.

Se fomenta el estudio de la ciencia, las humanidades, la historia, la geografía, el civismo, la filosofía, tecnología e innovación, lenguas extranjeras e indígenas del país, las artes, la educación física, el deporte, la promoción de estilos saludables, la literalidad, cuidado del medio ambiente y la cultura de paz.

Los criterios que orientarán la educación determinan que esta deberá de ser equitativa, inclusiva, plurilingüe, intercultural, integral y de excelencia, entendiéndola como el mejoramiento pleno que promueve el máximo logro de los educandos para el desarrollo de su pensamiento crítico y fortalecimiento de los lazos escuela-comunidad.

Se elimina el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que “se convirtió en un organismo persecutor del magisterio, que renunció a su autonomía constitucional” y se crea uno nuevo que coordinará el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, encargado de realizar estudios, investigaciones y evaluaciones diagnósticas.

La autonomía de las universidades se mantiene, se respeta y se promueve. Por primera vez, el Estado reconoce que los planteles educativos constituyen un espacio fundamental para la enseñanza, por lo que se garantizará que los materiales didácticos e infraestructura suficientes y adecuados.

De igual modo, se hará responsables de revisar el progreso y desempeño educativo de sus hijos y pupilos a los padres, madres o tutores.

La presidenta de la Comisión de Educación subrayó que aprobado el dictamen, pasará al Senado y luego a las legislaturas locales y así emprender el camino a la legislación secundaria, en la cual tendremos la oportunidad de seguir escuchando a todas y a todos, sin distinción de posturas ideológicas.

“De cara a la nación, de frente a los ciudadanos y a los maestros, podemos decir hoy que la reforma de 2013 ya cayó. Reconozco a diputadas y diputados de las distintas fuerzas representadas en esta Cámara, su apertura, disposición, voluntad y trabajo. Hemos logrado construir un texto progresista en favor de la educación, que nada tiene que ver ni con el proceso ni con la forma ni con el contenido de lo anterior”.

Hoy se coloca a las y los maestros en el lugar que les corresponde y, sobre todo, garantizarles a las niñas y a los niños el futuro que merecen, pues sólo “a través de la educación democrática, nacional, intercultural, integral, inclusiva, equitativa y de excelencia, podremos reflexionar y actuar en consecuencia para poder acabar con la desigualdad, la marginación, la corrupción y la violencia”.

Ciudad de México, a 24 de abril de 2019.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: