REFORMA EN MATERIA DE LIBERTAD SINDICAL, JUSTICIA LABORAL Y NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Aprueban comisiones del Senado mexicano     

 

En reunión extraordinaria, las comisiones unidas de Trabajo y Previsión Social, y de Estudios Legislativos, Segunda, aprobaron el dictamen que reforma la Ley Federal del Trabajo, la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la Ley Federal de la Defensoría Pública, la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y la Ley del Seguro Social, en materia de libertad sindical, justicia laboral y negociación colectiva.

Las modificaciones tienen como finalidad armonizar la legislación secundaria con la reforma constitucional del 24 de febrero de 2017, en materia de justicia laboral y libertad sindical. Asimismo, tiene como antecedentes la ratificación del convenio 98 de la OIT sobre libertad sindical y los compromisos de México en materia laboral en el T-MEC.

El dictamen señala que se garantizan los derechos de libertad de agrupación de la clase obrera, que se refleja en la formación de sindicatos y confederaciones, y es garante de que sus decisiones sean tomadas en cuenta, respetadas.

En cuanto a la libertad y negociación sindical, se hace efectiva la libertad de los trabajadores para tomar decisiones respecto de su representación y la defensa a sus intereses. Incluye también el derecho a elegir y a ser electo como miembro de una organización sindical.

De igual forma, incorpora medidas tendientes a regular con mayor eficacia la libertad sindical contenida en el artículo 123 de la Constitución, que prevé el derecho de asociación, que en materia laboral contiene una tutela específica que garantiza a las personas trabajadoras su derecho a sindicalizarse libremente.

Crea Tribunales Laborales para sustituir las Juntas de Conciliación y Arbitraje, con lo que se hace efectiva la independencia del sistema de justicia laboral respecto del Poder Ejecutivo, se señala en el documento.

También crea una instancia de conciliación prejudicial con autonomía técnica, presupuestaria, de decisión, resolución y gestión, a la que trabajadores y patrones podrán llevar sus conflictos.

Contempla garantizar que la elección de directivas sindicales y sus miembros sea de manera personal, libre, directa y secreta. Con ello se evitará la injerencia del patrón y contribuirá a promover la rendición de cuentas de las organizaciones sindicales.

Busca garantizar la plena libertad de negociación colectiva, y terminar con las sanciones o represalias a los trabajadores por pertenecer o no a un determinado sindicato. Asimismo, establece que la duración de las directivas no será indefinida.

Establece las disposiciones que eliminan la discriminación laboral y aspectos sociales como igualdad de remuneración para hombres y mujeres.

Plantea los trabajos especiales como actividades económicas específicas, que incluyen a los trabajadores del campo y del hogar. Establece que las personas del campo deben ser incluidas en los salarios mínimos profesionales, y el patrón deberá llevar un padrón especial para registrar la acumulación, establecer su antigüedad y así, calcular sus prestaciones.

En ese sentido, faculta a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, para fijar los salarios mínimos profesionales de las y los trabajadores del campo.

Al respecto, el senador Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, dijo que no hay legislación laboral perfecta en el mundo. Comentó que se han reunido con diferentes organizaciones sindicales y empresariales, con académicos y especialistas en derecho laboral.

“Hemos recibido una serie de propuestas y documentos por escrito. Conciliar todas sería un proceso inacabable”, dijo. Añadió que la aprobación del dictamen no es la resolución total, pero es un paso adelante.

Ciudad de México, a 24 de abril de 2019

Leave a Reply

Your email address will not be published.