INAUGURACIÓN DE INDIA MÉXICO BUSINESS CHAMBER

El embajador de India en México, Muktesh Kumar Pardeshi y el Presidente de la IMBC, Inder Pal Singh; convocaron.

Las secretarias de Economía, Graciela Márquez y de Energía, Rocío Nahle; asistieron a la presentación de la Cámara de Comercio India-México (IMBC, por sus siglas en inglés). El objetivo de la IMBC es promover las relaciones económicas bilaterales apoyando a la comunidad empresarial a concretar negocios en ambos países, cuenta con el reconocimiento de los gobiernos y una red amplia de relaciones y contactos de organismos empresariales y sectoriales.

Mensaje de la Secretaria de Economía, Graciela Márquez:

Muy buenas tardes a todos. Muy buenas tardes, es realmente un placer estar aquí, Embajador de la India, Su Excelencia Muktesh Kumar Pardeshi; señor Inder Pal Singh, Presidente de la Cámara de Comercio de India en México; empresarios, inversionistas, emprendedores; distinguidos invitados, todos:

Agradezco sobremanera al Embajador Kumar Pardeshi por la invitación y la oportunidad de estar aquí, esta tarde con ustedes y poderles decir unas palabras en este importante acto de inauguración de la Cámara de Comercio de la India en México.

Para comenzar, permítanme destacar los lazos de amistad que unen a nuestras dos naciones, ya señaladas por el Embajador. Se trata de una armoniosa relación que se remonta casi siete décadas, que se caracteriza por una cooperación integral sustentada en elementos compartidos.

Hablo de nuestras culturas, ubicación geográfica que nos beneficia, de la complementariedad de nuestras economías emergentes y de la vocación e intención que mantienen nuestros gobiernos por lograr un crecimiento económico incluyente.

México y la India han colaborado estrechamente en diversos temas que resultan oportunos en el ámbito global. La modernización de los procesos productivos, el desarrollo tecnológico, la mejora regulatoria continua, así como la consolidación de nuestras instituciones son esfuerzos latentes en el devenir de nuestra historia presente.

Con gran dedicación y esmero, gobiernos, inversionistas, empresarios y sociedad civil han trabajado arduamente para asegurar políticas públicas oportunas y relaciones comerciales benéficas en nuestras latitudes que recorren los océanos Índico, Atlántico y Pacífico.

Nuestra coincidencia de propósitos y sólida relación bilateral se expresa en el dinamismo económico que nuestra relación ha mostrado durante los últimos años. 

En 1999 nuestra relación comercial sumaba sólo 252 millones de dólares, mientras que el año pasado registró una cifra que rebasó, como ya lo ha señalado el Embajador, de 10 mil 150 millones de dólares; es decir, en sólo una década el intercambio comercial entre nuestras naciones se multiplicó 40 veces.

Este dinamismo ha posicionado a la India como nuestro décimo socio comercial a nivel mundial y el segundo destino de las exportaciones mexicanas a Asia.

Por su parte, México ha sobrepasado a Brasil como el primer destino de las exportaciones de India a América Latina.
El notable desempeño del comercio bilateral y su consecuente crecimiento exponencial son ejemplos de las posibilidades de colaboración entre estas dos economías emergentes.

El resultado de nuestra cooperación mutua es satisfactorio, pero aún contamos con espacios de oportunidad. Las industrias de software y de la tecnología de la información, los productos farmacéuticos, las energías renovables y la biotecnología, así como la industria aeroespacial bien podrían ser parte de nuestros flujos de intercambio.

Por ello, estoy segura que a través de la Cámara de Comercio, institución que hoy se inaugura, podremos potencializar los beneficios de nuestras economías, incentivando la diversificación e innovación e inclusión de nuestros mercados.

Existe un importante margen de oportunidad para continuar fortaleciendo nuestra relación a través de mecanismos, especialmente en materia de inversión, ya que México es el mayor inversionista de América Latina en la India, con un total de 800 millones de dólares. 

Doce empresas mexicanas operan en su territorio, contribuyendo a los sectores de autopartes, tecnologías de la información, energía y alimentos procesados. Asimismo, la industria del entretenimiento ha encontrado en su país un terreno fértil. Cinépolis, por ejemplo, tiene una de sus mayores inversiones en la India, mientras que Kidzania cuenta con dos parques de diversiones en Delhi y Bombay. 

Por su parte, nuestro país les ofrece enormes oportunidades de inversión, particularmente en los sectores farmacéutico, equipos eléctricos, producción de neumáticos… por mencionar sólo algunos.

Esto explica la existencia de 185 empresas de capital proveniente de la India, asentadas a lo largo y ancho de nuestro territorio. Así, será imperativo continuar el trabajo para profundizar nuestra relación económica bilateral.

Sepan ustedes que en México siempre encontrarán un aliado, un socio que sumará esfuerzos que permitan crear negocios más atractivos y consolidar aún más nuestra asociación estratégica.

Así que con entusiasmo recibimos la creación de esta Cámara de Comercio, institución que en mucho aportará a nuestra relación bilateral.

No puedo concluir este mensaje sin destacar que esta comprensión mutua que caracteriza a nuestras naciones rebasa el ámbito económico y se inserta en la esfera cultural.

Uno de los exponentes más destacados de nuestra literatura, sabemos, fue el Embajador mexicano en la India; hablo de Octavio Paz, hombre que con sus letras nos compartió la fascinación que le despertó el lugar en el que aseguró, y cito: “descubrió su alma”. Aquí finalizo haciendo uso de su poesía: 

“Quieta
en mitad de la noche
no a la deriva de los siglos
no tendida
clavada
como idea fija
en el centro de la incandescencia
Delhi
dos sílabas altas
rodeadas de arena e insomnio”

Muchas gracias.

Ciudad de México, 2 de mayo de 2019.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: