FUERZA ESPECIAL CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO TRASNACIONAL

Creada por Estados Unidos desde el 2018; daría resultados a los 90 días

Las organizaciones objetivo de la ofensiva puesta en marcha destacan Hezbollah, asentado en el Líbano, la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Jalisco Nueva Generación, ambos mexicanos, y el Clan del Golfo, colombiano.

El Departamento de Justicia de EE.UU., a través del fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions anunció un plan estratégico para  “acabar para siempre” con los grupos criminales.

El equipo de “experimentados fiscales contra el tráfico internacional de narcóticos, terrorismo, crimen organizado y lavado de dinero” investigará los individuos y redes que prestan apoyo al grupo chií libanés, explicó Sessions.

“Con esta nueva fuerza especial, nuestros esfuerzos estarán más centrados y serán más efectivos que nunca antes”, comentó Sessions, explicando que en 90 días los integrantes del grupo le darán recomendaciones específicas “para perseguir a estos grupos, con el objetivo final de sacarlos de las calles”.

Destacó que este nuevo mecanismo combatirá a las cinco organizaciones criminales que la administración del presidente Donald Trump designó como “amenazas máximas” para Estados Unidos:

La nueva Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado Trasnacional será encabezada por el subprocurador de Justicia, Rod Rosenstein, el mismo funcionario que designó al fiscal especial Robert Mueller para investigar la presunta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

La fuerza de tarea estará organizada a través de la creación de varios comités, cada uno de los cuales tendrá a su cargo una de las cinco organizaciones designadas como “máximas amenazas” trasnacionales a la seguridad nacional de Estados Unidos.

El subcomité para el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) será coordinado por el abogado criminalista Brett Reynolds, miembro de la división criminal del Departamento de Justicia dedicada a narcóticos y drogas peligrosas.

Sessions reconoció la asistencia de los fiscales mexicanos Éricka Ramírez Ortiz, Hugo Guevara Puerto, Lourdes Nava García, María Cristina Guzmán Gutiérrez, Sonia López Vivar y Uri Pérez, y agradeció a Mexico su apoyo en los procesos contra los asesinos del agente del ICE, Jaime Zapata.

“Este es un ejemplo perfecto de cómo debe ser el cumplimiento de la ley. Y debemos tener más de lo mismo”, subrayó.

WASHINGTON D.C. /Con información de Notimex / INICIATIKA a 21 de octubre, 2019

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: