¿QUÉ ES LA ECONOMÍA NARANJA?

Genera 4% del PIB mundial es decir unos 3 billones (trillo­nes, en inglés) de dólares anuales y 29,5 millones de empleos

Una ci­fra que supera a la economía de Alemania, y es casi tan grande como la de Japón. Por supuesto, para convertir la creatividad en rentabilidad, esta requiere ser producida y transformada en un bien o servicio. Por ejemplo, que la historia se convierta en un libro; la melodía, en una canción o la pregunta, en un documental.

El color anaranjado se asocia en muchas culturas con la transformación y el liderazgo, pero, sobre todo, con la creatividad, por lo que se concibió la idea de pintar el sector cultural del país con esta identidad y así nació el libro Econo­mía naranja: una oportunidad infinita, de autoría de Duque y Buitrago y que hoy en día es una política nacional en Colombia y Argentina.

Las industrias creativas —las artes, el diseño, la música, la publicidad, la arquitectura, los videojuegos o los espectáculos, artes visuales, teatro, cine, diseño, editorial, investigación, moda, música,  audiovisuales, circo, nuevas tecnologías, patrimonio e incluso las artesanías entre otros— cumplen un rol muy importante en desarrollo económico de América Latina y el Caribe. Si fuera un país, la Economía Naranja sería la cuarta economía del mundo, John Howkins, escritor y orador britá­nico Conocido como el padre de este sector

Las industrias del diseño, la cultura y el entretenimiento como contribuyentes al desarrollo, su impacto en la creación de empleos ya es importante: representa el 11% en México; el 7,1% en Guatemala; el 5,8% en Colombia; el 4,5% en Perú; el 4,9% en Uruguay; el 3,2% en Argentina y el 2,3% en Chile.

La potencialidad para el desarrollo en América Latina y el Caribe en el ámbito de esta nueva economía queda clara cuando se observa que la región genera solo el 0,4% y comercializa el 0,3% del intercambio global de bienes y servicios creativos, con balanzas comerciales y de pagos ampliamente negativas.

Un informe conjunto comisionado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización de los Estados Americanos (OEA), y el Consejo Británico (British Council), sostiene que la contribución de las industrias creativas al PIB en los diferentes países de la región va del 2 % en Chile, a más de 10 % en Brasil y Estados Unidos. Además, las tasas de crecimiento en el sector son consistentemente más altas que el promedio de los otros sectores económicos.

CDMX a  26 de marzo 2020

Leave a Reply

Your email address will not be published.