PERSPECTIVA

Por Moisés Gómez Reyna

CONSEJOS ANTES DE EMPRENDER.

  • Erróneamente la mayoría de las personas cree que para iniciar una empresa se requieren siempre de altas cantidades de dinero y que el éxito debe llegar con rapidez para justificar todo lo invertido.

Esto no necesariamente siempre es así. La realidad a veces es mucho más generosa.

Claro que el dinero ayuda bastante, pero cuando escasea el capital, la creatividad, el empuje y la pasión son buenos sustitutos.

Ejemplos de esto sobran. Dos casos emblemáticos son Apple y Amazon: La primera inició en 1976 en el garaje de la casa de su fundador Steve Jobs, mientras que la segunda arrancó en 1994 como un negocio dedicado a la venta de libros por internet desde una computadora personal en la casa de su creador Jeff Bezos. Por cierto, el primer libro lo vendió hasta 1995.

Hoy ambas compañías son consideradas dos de las empresas tecnológicas más exitosas y valiosas del mundo.

Quizás por la pandemia de COVID-19, muchos consideren que éste no es un buen momento para emprender un negocio, pero teniendo una buena idea, creatividad y echándole ganas, el éxito puede aparecer en cualquier situación por adversa que sea.

Por ello, en esta ocasión comparto algunos consejos para personas que deseen arrancar su propia empresa:

1. Claridad en lo que se quiere. Tener una vaga idea en la cabeza no es suficiente para iniciar un negocio. Es importante que el emprendedor sepa primero qué quiere conseguir, imagine cómo lograrlo y prevea cuánto dinero y qué esfuerzo requiere para hacer realidad su proyecto. Es vital pensar en todo y sobre todo ponerlo por escrito. La persona debe identificar sus habilidades y desarrollarlas, así el camino para emprender será mucho más fácil.

2. Elaborar plan de negocios. Ya que se sabe exactamente qué es lo que se quiere conseguir, es necesario crear un plan de negocios detallado, donde se realice una descripción detallada del producto o servicio, tipo de clientes a los que va dirigido, costos de producción, planes de publicidad y venta, entro otros aspectos importantes para la empresa en nacimiento.

3. Decisión y determinación. Aunque pensar qué hacer y cómo realizarlo es crucial, también es cierto que muchas personas se exceden en el tiempo, dinero y esfuerzo que aplican para desarrollar el producto o servicio “perfecto”. Lo mejor es comenzar con un pequeño producto, pero evaluarlo y mejorarlo constantemente. Lanzarlo primero en línea, sin gastar grandes cantidades de dinero y tiempo de venta, es quizás una de las mejores opciones hoy en día.

4. Investiga a tus clientes potenciales. Siempre será fundamental estudiar y profundizar en el mercado al que se desee llevar un producto o servicio. Es vital conocer todo de ellos:  sus rangos de edades, sexo, profesiones, hábitos, nivel de ingresos, intereses y sobre todo los aspectos que los impulsen a comprar o rechazar un determinado producto. Si el mercado está lleno de competidores no hay que desanimarse, eso significa que ahí hay dinero, pero se les debe conocer bien para superar sus fortalezas y evitar sus debilidades.

5. Administrar tiempo y aceptar errores. Es importante saber cuánto tiempo tomará hacer realidad el nuevo negocio. Para esto se requiere crear un cronograma en donde se anoten todas las actividades y acciones que se deben hacer, incluyendo fechas y horas. Nunca es buena idea hacer mil cosas en un mismo día. También hay que prepararse para cometer varios errores, pero lo trascendente es aprender de ellos para no cometerlos de nuevo en el futuro.

Y precisamente porque siempre cometemos errores (nadie es infalible), para varios la verdadera clave para emprender está en persistir y jamás desistir. De haberse rendido a la primera Jobs y Bezos, hoy Apple y Amazon simplemente no existirían.

Twitter: @GomezReyna

Ciudad Obregón Sonora a 03 Agosto 2020

Leave a Reply

Your email address will not be published.