DE MI COSECHA

Por Luciano Gallardo Castro

YA NO CANTA EL TECOLOTE

El otrora afamado grupo Tecolote, fundado y encabezado por el mal logrado político sinaloense, Heriberto Galindo Quiñones alias el CHILORIO POWER, quien durante varios sexenios fue sentado en la banca política al inicio de cada periodo presidencial, debido a sus carentes dotes de adivino, a la hora de los destapes que el PRI hacia de sus candidatos a la presidencia de la republica, donde siempre se equivoco en el nombre del abanderado.

La conformación de éste grupo tiene sus orígenes, en las relaciones que Heriberto Galindo logro establecer en su momento, con el profesor Jesús Reyes Heroles, quien al ver sus habilidades para las relaciones publicas, no lo piensa mucho para integrarlo a su equipo de trabajo, de manera cercana y estrecha, con toda la confianza y poder que el grupo de Reyes  Heroles ostentaba en aquellos tiempos, oportunidad que aprovecho al máximo, para hacer crecer su imagen política y conformar su grupo, proyectando a muchos políticos sinaloenses, ya sea desde su posición al frente del CREA o desde la Secretaría de Gobernación del gobierno de México, siempre bajo la tutela y protección de Reyes Heroles, logrando apadrinar  y poner en posiciones claves para él a diversos personajes de la vida pública.

El alumno que sin duda alguna, fue el más destacado de entre sus pupilos y que más trayectoria política alcanzo, fue David López Gutiérrez, alias El Pecuni, quien en su momento supo destetarse del vínculo político de su maestro y se forjo una carrera propia, al amparo del grupo político Atlacomulco, liderado por el Prof. Carlos Hank Gonzales, con quienes supo mantenerse en el poder durante varios sexenios, sobre todo en las áreas de  relaciones públicas y comunicación social, esta ultima ejercida desde la presidencia de la republica con Enrique Peña Nieto, quien en su momento opto por enviarlo de diputado federal por Sinaloa pues ya empezaba a incomodar a algunos amigos y colaboradores cercanos del presidente.

Sin embargo su gestión como diputado fue gris , dedicándole más tiempo a los negocios y a cobrar algunas facturas que el gobernador del estado le debía, por haber impulsado su candidatura  desde  la oficina de prensa de la presidencia de la republica y como parte de esos cobros políticos, se beneficio a Liliana Cárdenas Valenzuela, imponiéndola como candidata a la presidencia municipal de Salvador Alvarado, cuya actuación al frente de dicha alcaldía, es recordada como el saqueo más grande que ha sufrido el municipio y siendo posteriormente nombrada subsecretaria de vinculación social de la secretaria de educación pública del estado, cargo que hasta la fecha ostenta, pero con miras muy ambiciosas de ser diputada local o de perdida volverse a sentar en la silla presidencial del municipio, habrá que ver si a su padrino aun le alcanza su poder para seguirla impulsando.

Aunque suponiendo sin conceder,  que el destino le favoreciera al Senador Mario Zamora y que su partido lo requiriera para ser su abanderado para contender por la gubernatura del estado de Sinaloa, el panorama les cambiaria totalmente a los tecolotes pues Heriberto Galindo como su suplente en el Senado, asumiría la titularidad, reactivando en automático las esperanzas e ilusiones de muchos huérfanos políticos, pero si esto no se da como creo que será, se les complicara mucho para que sus huestes sigan siendo un lastre para la administración pública

Esperemos que al gobernador aún le quede algo de mesura antes de irse y no de entrada a la continuación de éstas carreras políticas, que tanto daño le han hecho al erario público, pero que además deterioran su propia imagen, aunque quien sabe que tantos compromisos les queden todavía, y aún con eso Quirino debería pensar en irse a descansar con la conciencia más tranquila, al no solapar candidaturas que ya no están a la altura del quehacer político sinaloense y menos en estas épocas tan competitivas y complejas.

Esperemos que el CHILORIO POWER ya no vuelva a ser un platillo político que se sirva en el ámbito estatal y que sus pupilos, como en el caso del Pecuni, que lo supero con mucho, política y económicamente, no regresen a seguir fomentando carreras que no le producen satisfacciones a la población y tampoco abonan al enriquecimiento de la política pero sí de ellos.

Por eso es mejor que ya no cante el TECOLOTE.

Culiacán Sinaloa a 17 de septiembre 2020

Leave a Reply

Your email address will not be published.