APROBÓ SENADO DE LA REPÚBLICA LEY GENERAL DE FOMENTO A LA INDUSTRIA VITIVINÍCOLA

Logra votación unánime y pasa a la Cámara Baja para su ratificación

custom_gallery
no se encontraron imagenes
La Comisión de Comercio y Fomento Industrial, que preside el senador panista Héctor Larios Córdova, aprobó un dictamen por el que se expide la Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola, con el fin de impulsar a este sector en nuestro país.

En reunión de trabajo, Larios Córdova explicó que esta ley tiene como propósito promover y difundir las actividades relacionadas con la industria vitivinícola mexicana, para impulsar una mayor productividad y competitividad de esta actividad.

“Además, se establecen acciones de coordinación entre los gobiernos federal, estatales y municipales, como promover el crecimiento económico de la actividad vitivinícola y afianzar la competitividad de los vinos nacionales en el mercado interno, fomentando el desarrollo de su producción y calidad de los mismos”, agregó.

El legislador por Sonora precisó que en esta ley se plantea la creación de la Comisión Nacional de Fomento a la Industria Vitivinícola, el cual será un órgano público de consulta, competente para conocer y dotar de la información pública gubernamental relativa al sector, y tendrá el carácter de Comisión Intersecretarial, en coordinación con las secretarías de Economía y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

“Esta iniciativa, que fue presentada por varios miembros de la Comisión, tiene su origen en la Conferencia Nacional de Gobernadores, que abrió una Comisión Especial para la Industria Vitivinícola, hay 11 estados que tienen producción de vino”, dijo.

Precisó que la industria “genera 7 mil empleos directos, 500 mil jornales del campo; produce en sus ventas aproximadamente 550 millones de dólares anuales, en impuestos que se recaudan son 600 millones de pesos anuales; sin embargo, el consumo nacional de vino de mesa es de 10 millones de cajas, y de esas 10 millones de cajas en México se producen solamente la quinta parte -2 millones-, y ésa es la inquietud que manifestaron los gobernadores de los estados que producen vino, que se encuentren mecanismos que permitan fomentar la comercialización y exportación de vino”.

En otro apartado del orden del día, la Comisión aprobó también un dictamen que reforma la Ley de la Propiedad Intelectual, para actualizar el sistema de protección de diseños industriales en México, de acuerdo con los estándares internacionales y, en particular, para que México pueda adherirse al Arreglo de La Haya, relativo al registro internacional de dibujos y modelos industriales.

Esta iniciativa fue respaldada por todos los integrantes de la Comisión, entre los que se encuentran los panistas José de Jesús Santana García, Adriana Díaz Lizama y el propio Larios Córdova.

Entre las modificaciones aprobadas, se pide incluir como parte de los diseños industriales aquellos que se incorporen a un producto artesanal con fines de ornamentación y que le den un aspecto peculiar y propio, expuso el presidente de la Comisión.

“De igual modo, los cambios a la Ley de Propiedad Intelectual incluyen modificar la vigencia del diseño industrial y su forma de renovación, a fin de que sea de 5 años, renovables por periodos de la misma duración, hasta alcanzar un máximo de 25 años”, refirió Larios Córdova.

Dicho proyecto Legislativo, es derivado de la iniciativa que el 25 de abril pasado del año en curso, hiciera entrega el Gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, en su calidad de coordinador de la comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola y el Gobernador Graco Ramirez en ese entonces Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO).

Según el Mandatario Kiko Vega de Lamadrid, esta iniciativa se ha trabajado con productores de todo el país y fue presentada en primera instancia el 18 de octubre del 2011 ante la Cámara de Diputados, mientras fue Diputado Federal de la LXI Legislatura y posteriormente se trabajó de manera conjunta con Asociaciones de vitivinicultores de todo el país, el Consejo Mexicano Vitivinícola y los Gobiernos de los Estados, mediante mesas de trabajo en diversas entidades y el Gobierno Federal.

CDMX a 4 de octubre de 2017.-