IMPECABLE ORGANIZACIÓN Y GRAN CONVOCATORIA EN “DESFILE DE DÍA DE MUERTOS” Y LA “FÓRMULA UNO”

“México está de pie, fuerte y sólido, trabajando, es la imagen que enviamos al mundo este fin de semana”, con la realización de dos eventos de talla internacional como el “Desfile de Día de Muertos” y el “Gran Premio de México Fórmula Uno”, aseveró el secretario de Turismo del Gobierno de la República, Enrique de la Madrid Cordero.

El titular de la Sectur destacó la impecable organización y el gran poder de convocatoria que tuvieron el sábado en la CDMX la segunda edición del “Desfile de Día de Muertos”, que logró congregar a más de un millón de personas, así como la tercera edición del “Gran Premio de México de la Fórmula1” que en los tres días de competencia de este fin de semana logró una asistencia de 337,043 aficionados.

De la Madrid Cordero indicó que capitalinos, turistas nacionales y visitantes extranjeros disfrutaron del “Desfile de Ofrendas Móviles” y de la “Ofrenda Monumental” en el Zócalo, evento en el cual se honró la memoria de las víctimas del sismo del pasado 19 de septiembre y se reconoció la cultura solidaria de los voluntarios y los rescatistas.

En este sentido, Enrique de la Madrid dijo que “no hay nada más triste que pierdan la vida seres queridos, gente cercana y más en una tragedia como la que hemos vivido, pero creo que los mexicanos sabemos que tenemos que seguir adelante, que la mejor manera de honrar a los que se nos han adelantado es trabajando más, haciendo las cosas mejor y viviendo con alegría”.

En la Estela de Luz, el  Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, y el Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, dieron el banderazo de salida al desfile que contó con más de mil 500 voluntarios, 15 carros alegóricos, catrinas, alebrijes y calaveras monumentales, que abarcaron un kilómetro trescientos metros de longitud, avanzando por Paseo de la Reforma, avenida Juárez y continuó por la calle 5 de Mayo hasta llegar al Zócalo capitalino.

El desfile estuvo dividido en dos segmentos: “La Muerte Viva”, con elementos del México Prehispánico, Colonial, Revolucionario y de la época actual, a cargo del Gobierno de la Ciudad de México y “El Carnaval de Calaveras”, a cargo del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) de la Secretaría de Turismo del Gobierno Federal.

La fiesta de Día de Muertos es una celebración ancestral que ha sido reconocida como una expresión cultural que identifica al pueblo de México por lo que fue incluida en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO el 7 de noviembre de 2003.

Es una tradición milenaria que abarca historia, cultura y gastronomía, celebración netamente mestiza, surgida a partir de dos potentes horizontes culturales que en constante dicotomía han conformado la esencia cultural de nuestro país. La Fiesta de Muertos es una gran oportunidad para convocar al país al encuentro y al diálogo, así como para proyectar a México a través de nuestras tradiciones, legado y riqueza cultural.

Por segundo año consecutivo se realizó el Desfile de Día de Muertos en la Ciudad de México, posicionándolo como ícono y muestra de la vanguardia e innovación del país y logrando una concurrencia de más de un millón de personas y considerándolo un evento exitoso.

Cabe recordar que a la primera edición de este magno desfile asistieron más de 250 mil personas, y se registró una ocupación de alrededor de 164 mil 250 turistas hospedados en hoteles de la CDMX, de los cuales 132 mil 135 fueron nacionales y 32 mil 115 extranjeros. La derrama económica por concepto de turistas hospedados en hoteles se estimó en 963 millones de pesos, 52.1 millones de dólares.

 

Por lo que respecta a la celebración del Gran Premio de México de la Fórmula Uno, en el autódromo de los Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México, el Secretario De la Madrid dijo que significó otro gran éxito pues acudieron 337,043 aficionados en los tres días de competencia este fin de semana; ayer domingo a la final asistieron 135,857 personas.

Señaló que “la tercera edición de la Fórmula Uno, ya también empieza a hacerse una tradición. Un Gran Premio otra vez estupendamente bien organizado, otra vez con la suerte de que aquí se vino a definir el campeonato. En esta carrera tan impresionante donde Lewis Hamilton arrancó con el número 19 y avanzó prácticamente diez lugares para todavía poder alcanzar y ganar así el campeonato de este año, y lo volvió a ganar aquí en México, aunque no la carrera sí el campeonato”.

Recordó que la derrama económica que dejará la Fórmula 1 se conocerá hasta inicios del próximo año, pero recordó que en 2016 fueron 467 millones de dólares de derrama, 160 millones por concepto de hospedaje en hoteles, ya que viene un perfil de turista de mayor poder adquisitivo, y alrededor de 300 millones de dólares en promoción que es lo que nos hubiera costado pagara la difusión del país por televisión en el mundo.

Enfatizó que la de Fórmula Uno es una inversión muy positiva para México, ya que si se observa el retorno de inversión es del orden de entre siete y diez veces, además de que el turismo es muy importante para el país. Estos eventos –dijo- significaron también un parteaguas, es seguir trabajando en la reconstrucción del país, pero sobre todo es volver a sacar la alegría, el ánimo, que a los mexicanos tanto nos caracteriza.