OTORGÓ EL CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL UN RECONOCIMIENTO AL DR. AGUSTÍN CARSTENS GOBERNADOR DEL BANCO DE MÉXICO

“Necesitamos que, sobre todo el salario mínimo vaya recuperando el poder adquisitivo, y a que la formalización de la economía nos lleve a no depender del salario mínimo sino de la productividad y de los mejores salarios en las empresas”: Juan Pablo Castañón; presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE),

A unos días de que deje el Banco de México (Banxico), el gobernador Agustín Carstens recibió un reconocimiento del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) por sus acciones para preservar la estabilidad de la economía del país.

El presidente del organismo empresarial, Juan Pablo Castañón, recordó la trayectoria del banquero central, quien dirigirá el Banco de Pagos Internacionales a partir del 1 de diciembre.

Castañón destacó la convicción del extitular de Hacienda (con Calderón) para cuidar de la economía con el fin de proteger el poder adquisitivo y bienestar de las familiar mexicanas, de acuerdo con un comunicado del CCE.

El consejo dijo que la labor de Carstens en Banxico desde 2010 a la fecha se refleja en la solidez y estabilidad del sistema financiero del país en años recientes.

Carstens dejará el banco central el 30 de noviembre próximo con una tasa de interés de referencia en 7% yuna inflación en 6.37% anual, según el dato de octubre, con la previsión de que se encamine y llegue a la meta de 3% más/menos un punto porcentual hacia finales de 2018.

Cuando Carstens inició su primer periodo como gobernador del banco central, el 1 de enero de 2010, la tasa de interés se ubicaba en 4.5%.

Agustín Carstens termina su ciclo en el Banco de México en un periodo “retador”

Durante su primer periodo al frente de Banxico (2010-2015), la Junta de Gobierno que preside llevó la tasa a niveles de 3%, en un periodo en que la Reserva Federal de Estados Unidos bajó su tasa líder a niveles de casi 0%.

Luego de esos mínimos en la tasa de la Fed y en la de Banxico, en diciembre de 2015 el banco central mexicano subió su tasa a 3.25% en línea con su homólogo estadounidense.

A partir de ese momento, Banxico comenzó un ciclo alcista para enfrentar choques como la depreciación del peso y controlar la inflación.

Carstens declaró en días pasados a la agencia de noticias AFP que le hubiera gustado una mejor foto de cierre para el fin de su ciclo como gobernador del banco central.

“Me gustaría que la foto de cierre hubiera sido mejor pero pues así me tocó, pero sí me voy con la satisfacción de que cuando menos dejo la inflación encaminada ya a una tendencia convergente hacia la meta del Banco de México”, dijo.

Confió además en que al inicio del próximo año habrá un descenso en el nivel de precios.

El consejo de Carstens para su sucesor, que aún está pendiente de ser propuesto por el presidente Peña Nieto y ratificado por el Senado, es que vigile la inflación.

Juan Pablo Castañón;  presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ; en entrevista, al término de una reunión privada de integrantes del CCE con el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, donde se expuso que frente a la tendencia alcista que mantiene la inflación, es necesario tomar medidas oportunas y concretas para que se recuperen los salarios en el país, aclaró que “no se trata de un salario extraordinario”.“Sino de una política de recuperación del salario mínimo que va concatenado con la referencia de las negociaciones contractuales del próximo año”, una decisión “prudente y responsable” explicó.

Castañón destacó que la inflación no muestra señales de que ceda a la

custom_gallery
no se encontraron imagenes
baja, por lo que reiteró que “necesitamos tomar una decisión en este mismo mes de noviembre”, porque hay coincidencias en que se debe elevar el salario mínimo; aunado a que hay que actuar con responsabilidad y cautela en las negociaciones contractuales del próximo año con los trabajadores.

En ese sentido, el presidente del CCE, dijo que el nuevo criterio para definir las tasas del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que entrará en vigor a partir del próximo año, implicará una menor carga impositiva sobre los salarios y con ello, se fortalecerá el poder adquisitivo de los trabajadores.

“Hemos venido trabajando con la Secretaría de Hacienda y nos parece que la actualización de las tarifas de los cajones en los cuales los ingresos de las personas tributan ayuda al ingreso de los trabajadores”, aseguró.

Expuso que al pagar menos impuesto con la actualización de las tarifas, “en eso se concatena en la negociación de los salarios, estamos próximos a tomar una decisión, pero debemos ser prudentes y responsables en este sentido”.

CDMX a 10 de noviembre 2017