REUNIÓN ANUAL INDUSTRIALES 2017

custom_gallery
no se encontraron imagenes
Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos

Palabras Presidente, EPN,

“Las Zonas Económicas Especiales sólo serán exitosas si cuentan con la participación decidida de los empresarios nacionales”.

Al clausurar hoy la Reunión Anual de Industriales 2017, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, hizo un llamado a los industriales de todo el país “a participar en el esfuerzo colectivo para poner a todo México en pie”.

Muchísimas gracias.

Y muy buenas tardes a todas y a todos los asistentes a esta Reunión Anual de CONCAMIN, a la que me da mucho asistir y participar en ella.

Quiero saludar, en primer lugar, al señor Gobernador del Estado de Nuevo León, anfitrión de este evento. Agradecer, además, sus muy amables y generosos comentarios, realmente, sobre el esfuerzo que el Gobierno de la República viene realizando.

Y ocasión ésta para decir que, al final de cuentas, más allá de colores, de partidos, de preferencias partidarias, lo que es un hecho y que, además, se ha acreditado en el diario actuar de los gobiernos, es el cerrar filas; es el trabajar en coordinación, en la suma de esfuerzos para hacerlos converger en beneficio de propósitos y objetivos compartidos, y eso es justamente lo que estamos haciendo aquí, en Nuevo León.

Mi reconocimiento, señor Gobernador, por esta voluntad política para hacer equipo y trabajar juntos en favor de la gente de su estado.

Muchas gracias, señor Gobernador.

Saludo a Manuel Herrera, Presidente de CONCAMIN, a quien le agradezco esta invitación.

De igual manera, a todos los dirigentes de diferentes organizaciones empresariales, que se dan cita en este encuentro, que reúne a empresarios de todo nuestro país.

Saludar a integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, que están aquí presentes.

De manera muy particular a don Eduardo Garza T., quien ha sido merecedor de este reconocimiento por parte de CONCAMIN, al que me sumo, porque su trayectoria, que hemos podido ver y conocer a través del video que aquí se ha proyectado, deja ver una historia de éxito; deja ver una historia que inspira, estoy seguro, a jóvenes empresarios, a nuestros emprendedores, de una historia forjada a través del esfuerzo, la dedicación, la perseverancia y que inició de manera muy modesta para convertirse en una empresa global y líder en su sector.

Don Eduardo:

Muchas felicidades a usted, a su familia que, sin duda estoy, ha sido el principal motor y apoyo que ha tenido para alcanzar tan importantes logros.

Muchas felicidades.

Y en este auditorio saludo a toda esta representación de la sociedad de Nuevo León y a todo el empresariado mexicano que se da cita en este encuentro.

A dirigentes de partidos políticos.

A legisladores federales, locales.

A todas y a todos les saludo con afecto y con respeto.

Señoras y señores:

Esta reunión anual de industriales, sin duda, es uno de los foros más importantes para la economía de nuestro país.

Aquí se reúnen los líderes que encabezan las empresas responsables de generar 30 por ciento del Producto Interno Bruto y cerca de la mitad de los empleos generados en nuestro país.

Agradezco su amable invitación a participar en este espacio.

Cuando tuve el privilegio de reunirme con ustedes, en la edición anterior, nadie imaginaba la magnitud de los retos que nuestro país tendría que enfrentar en los siguientes 12 meses.

En este periodo, hemos experimentado incertidumbre, derivada de las elecciones en los Estados Unidos; volatilidad por ajustes largamente pospuestos en el costo de los energéticos, y, más recientemente, el impacto de fuertes desastres naturales.

Frente a estos embates, los mexicanos hemos enfrentado la incertidumbre con entereza; la volatilidad con prudencia, y los desastres con solidaridad.

Los sismos de los días 7 y 19 de este mes, dejaron graves pérdidas humanas y daños materiales.

La sociedad entera lamenta, por encima de todo, el fallecimiento de prácticamente o casi 450 personas.

En los estados afectados, más de 160 mil familias sufrieron daños en sus casas y perdieron buena parte de sus pertenencias.

En un instante, muchos vieron desaparecer el patrimonio que construyeron durante décadas de trabajo o que heredaron de sus padres o abuelos.

Al igual que ha ocurrido en otras situaciones de emergencia, los mexicanos se volcaron para auxiliar a otros mexicanos.

Quiero destacar las acciones solidarias del sector empresarial:

Una vez más, han mostrado su compromiso con México y con los mexicanos, y en nombre de toda la sociedad, particularmente, la más afectada y la damnificada, quiero dejar aquí constancia y testimonio de gratitud y reconocimiento en nombre de todos ellos al sector empresarial.

Muchísimas gracias.

Como hemos informado ampliamente, la respuesta a la emergencia se ha desarrollado en tres etapas:

Primero. Apoyar a la población damnificada, con albergues, alimentos y atención médica.

Segunda. Elaborar censos exhaustivos de los daños materiales.

Y tercera. Emprender la reconstrucción.

En esta etapa ya tenemos avances concretos.

Por ejemplo, en Chiapas y Oaxaca la Secretaría de Economía finalizó el censo de comercios dañados e iniciará, la próxima semana, el Programa de Apoyo a las actividades productivas impactadas por los sismos.

En estos dos estados, la Banca de Desarrollo destinará una bolsa de recursos de mil 400 millones de pesos para otorgar financiamiento preferencial en respaldo de siete mil 200 empresas.

Además, se destinarán más de 70 millones de pesos y subsidios del Instituto Nacional del Emprendedor para la restitución de inventarios, capital de trabajo, equipamiento y reconstrucción, en beneficio de los siete mil negocios directamente afectados, solamente hasta ahora censados en Chiapas y Oaxaca.

Y aprovecho este espacio para reconocer el papel del sector laboral y de la CONCAMIN, en la Junta de Gobierno del INFONAVIT, para el despliegue de medidas extraordinarias para sus derechohabientes.

Contamos con finanzas públicas sanas y mecanismos institucionales que permitirán solventar gran parte de la reconstrucción, con fondos públicos y el cobro de seguros.

No obstante, lo anterior, al igual que en la etapa de atención a la emergencia, será importante que en la reconstrucción, sociedad y Gobierno sumemos esfuerzos.

Esto incluye las aportaciones del Sector Privado, como las del Fideicomiso Fuerza México, recientemente creado por el Consejo Coordinador Empresarial, para canalizar recursos de forma ordenada, eficiente y transparente.

En esta importante reunión hago un llamado a los industriales del todo el país a participar en el esfuerzo colectivo para poner a todo México de pie.

Las últimas semanas pusieron en evidencia, una vez más, que una parte de nuestra población sigue siendo especialmente vulnerable a fenómenos naturales.

Por eso, también, es fundamental atender las causas estructurales que acentúan está fragilidad.

Por ello, nos alienta que el día de ayer, en Chiapas, hayamos firmado las declaratorias para las primeras tres Zonas Económicas Especiales del país.

Se trata del Paquete de Estímulos y Beneficios para la inversión productiva más amplio, más atractivo y de mayor impacto social en la historia económica de México.

Permítanme destacar los principales beneficios de invertir en estas zonas.

En los primeros diez años de actividad, las empresas no pagarán Impuesto Sobre la Renta, ni el 50 por ciento de las contribuciones a la seguridad social.

Además, la venta de insumos fabricados en México, en estas zonas, tendrá una tasa cero del impuesto al valor agregado.

Quiero invitar a los empresarios de todo el país, y en especial a los miembros de CONCAMIN, a conocer y a aprovechar las oportunidades que ofrece este nuevo modelo.

He dado indicaciones al Secretario de Economía, paisano de los nuevoleoneses para que sea su activo promotor y encabece misiones comerciales con empresarios mexicanos a Puerto Chiapas, Lázaro Cárdenas-Unión, y Coatzacoalcos.

Y muy pronto habremos de poner en marcha otras zonas especiales en otras entidades federativas que, sin duda, permitirán hacer de éste un modelo, uno realmente innovador, y que permita el desarrollo de zonas de nuestra geografía nacional que, en el pasado, y hasta ahora, han tenido como rostro la pobreza, la desigualdad y la marginación.

Las Zonas Económicas Especiales sólo serán exitosas si cuentan con la participación decidida de los empresarios nacionales.

Señoras y señores:

Un gran historiador de la época griega observó hace mucho tiempo que la felicidad se encuentra en la libertad, y que la libertad, a su vez, depende del valor. Estos son conceptos que los empresarios comprenden muy bien.

La libertad para producir bienes y ofrecer servicios, y el valor para invertir en un proyecto son aspectos esenciales de la vocación empresarial. Se trata de valores que también son la base de nuestra vida en comunidad.

En distintos momentos de nuestra historia y en diversas regiones del mundo, el ataque a las libertades económicas fundamentales ha provocado escasez, carencias y atraso.

Por el contrario, el fortalecimiento de esas libertades y de las condiciones para el ejercicio de actividades productivas ha dado lugar a la prosperidad, crecimiento e innovación.

Ésta ha sido una las mayores prioridades del Gobierno de la República a lo largo de los casi cinco años de esta Administración.

Ensanchar las libertades para que cada ciudadano pueda desarrollar a plenitud su proyecto de vida y, al hacerlo, contribuya al bienestar del país entero.

Lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo al elevar la calidad de la educación.

Al abrir sectores que antes permanecían cerrados.

Al promover la competencia económica en condiciones de equidad.

Al invertir en infraestructura para impulsar las actividades productivas.

Al apoyar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.

Al combatir la pobreza y la marginación.

Y al fortalecer el Estado de Derecho.

Con un marco de libertades y un entorno de unidad nacional, estamos construyendo el México próspero y moderno que todos queremos.

Estoy seguro que unidos, trabajando juntos, habremos, día a día, de ir modelando y de ir construyendo el gran país que todos queremos.

Muchísimas gracias.

-MODERADORA: El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos hará la Declaratoria de Clausura de la Reunión Anual de Industriales 2017, de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Nuevamente, muchas gracias.

Muy buenas tardes a todos.

Y espero que hayan disfrutado la comida que aquí nos ha dispensado, precisamente, la espléndida anfitrionía de CONCAMIN. Muchas gracias.

Y, reitero, ha sido para mí muy honroso poderles acompañar en esta nueva edición, 99 años ya de que CONCAMIN fue fundada. El próximo año estará celebrando sus 100 años, iniciará sus festejos, su celebración.

Y creo que, además, en un momento muy importante para el desarrollo de México, donde se habrá de definir, también, el rumbo por el que México habrá de continuar, precisamente, por este sendero de progreso, de desarrollo, de prosperidad y de oportunidades para su sociedad.

Nuevamente, le agradezco al señor Gobernador su hospitalidad.

Y ha sido un gusto poder saludar a las y los empresarios de distintas partes del país, que se han dado cita en este evento.

Dicho lo anterior, para mí resulta muy honroso declarar, hoy, 29 de septiembre del 2017, formalmente clausurados los trabajos de esta 23ª Reunión Anual de Industriales de la CONCAMIN.

Seguro estoy de que sus conclusiones contribuirán a impulsar el crecimiento y el desarrollo económico del país.

Y, además, en los gestos y muestras de solidaridad que han tenido para con familias afectadas, consecuencia de estos sismos, estoy seguro que, con su apoyo, su respaldo, y en este clima de unidad y de armonía, habremos de poner a México, haremos que México se mantenga siempre de pie, caminando y, sobre todo, en la ruta del desarrollo y el bienestar.

Felicidades y muchísimas gracias.

Monterrey Nuevo León a 29 de septiembre de 2017