AMBROSÍA QUE HEBE SERVÍA EN LA MESA DE JÚPITER

“El cáñamo brotó cuando cayeron del cielo gotas de ambrosía”.

‘’Sentados en el áureo pavimento a la vera de Zeus, los dioses celebraban consejo. Hebe ayudante de los dioses, personificación de la juventud, hija de  Zeus y Hera; escanciaba néctar, y ellos recibían sucesivamente la copa de oro y contemplaban la ciudad de Troya’’.

En la antigua Grecia se conocía como Ambrosía, una sustancia asociada a los dioses, considerada generalmente la comida o bebida de éstos, mediante la cual obtenían la inmortalidad y que, entre otros beneficios, era capaz de curar enfermedades y otorgar juventud. Sólo las entidades divinas tenían permitida su ingesta, negándola a los hombres, quienes debían de permanecer mortales. Aunque si algún mortal tenía la fortuna de conseguir el permiso de los dioses para poder probar del codiciado manjar, en ocasiones se convertía en un semidiós o conseguía grandes dotes como una exagerada fuerza física.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: