“BASURA CERO”

Plan de acción de la ciudad de México para una economía circular; se ahorrará para 2024, 8 mil 500 mdp con esta estrategia.

Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno, en compañía de la secretaria de medio ambiente, Marina Robles García; la diputada Alessandra rojo de la Vega Piccolo; el embajador de la Unión Europea en México, Klaus Rudischhauser y el subsecretario de gestión para la protección ambiental de la secretaría del medio ambiente y recursos naturales (semarnat), Sergio Sánchez Martínez

Palabras de la Dra Sheibaum:
 
Buenos días. Muchas gracias por su presencia, la presencia de todos y todas.
 
Estos días hemos estado presentando la estrategia integral para mejora del medio ambiente en la Ciudad de México, que quiero recordar que consiste de siete puntos centrales.
 
El primero es la revegetación de la ciudad, que fue presentando hace unos días; nuestro objetivo es diez millones de plantas y árboles en toda la Ciudad de México, la zona de suelo de conservación, el área verde pero también la zona urbana y esto es a través de la participación de la ciudadanía, no solamente del gobierno, en un esquema que llamamos el Reto Verde de la Ciudad de México, que vamos a ir informando e integrando a la comunidad, a la iniciativa privada, organizaciones de la sociedad civil, estudiantes, Secretaría de Educación Pública, alcaldías obviamente, es un proyecto ambiciosos, pero que tiene el objetivo de rescatar los grandes corredores verdes y espacios públicos de la ciudad.
 
El segundo es el rescate de ríos, que se concentra principalmente en estos seis años, ríos y cuerpos de agua, en  Canal Nacional en el Río San Aventura, que viene desde la parte alta de Tlalpan y pasa por Xochimilco, el Río Magdalena, el Río de los Remedios y la recuperación de tres cuerpos de agua muy importantes: Xochimilco, el vaso regulador de Cuautepec y el vaso regulador El Salado, de Iztapalapa. Ese es el rescate de nuestros cuerpos de agua; anteriormente se entubaban, hoy queremos rescatarlos para que sean parte de los espacios públicos de la ciudad.
 
El tercer eje es basura cero y economía circular, que se presenta el día de hoy. Me voy a referir más adelante a los principales objetivos que mencionó Marina.
 
El cuarto es el manejo sustentable del agua, que hemos ido presentando a lo largo de las semanas en que ya hemos estado en el gobierno.
 
El quinto es la movilidad integrada y sustentable.
 
El sexto, Ciudad Solar, que presentamos ayer, que tiene el objetivo de impulsar las energías renovables en la Ciudad de México.
 
El séptimo, calidad del aire, que está en coordinación principalmente con el Estado de México y la Federación.
 
En lo que se refiere Basura Cero y Economía Circular, pues es en realidad a donde van prácticamente todas las ciudades que se considera están haciendo un uso sustentable de los residuos sólidos.
 
Qué quiere decir Basura Cero, que generemos un esquema en donde buscamos que ya no se envíen residuos sólidos a los rellenos sanitarios, es decir, que todo sea aprovechable de diferentes maneras. Y esto qué significa, pues que avanzamos a una economía circular; qué quiere decir economía circular, que los residuos regresan a la economía.
 
Antes se consideraba que estaba la producción, más bien la materia prima, la transformación, el consumo y había residuos. Esa es una economía lineal.
 
La economía circular lo quiere decir que ya no hay residuos sino que todos los residuos son aprovechables de nuevo como materia prima. Ese es el objetivo.
 
De tal manera que economía circular y basura cero son parte de los mismo, es el mismo proyecto.
 
Actualmente la Ciudad de México, produce 12 mil 700 toneladas de residuos verdes sólidos. Hace más de 12 años, cuando fui secretaria de Medio Ambiente, la mayor parte de los residuos se iban a lo que era Bordo Poniente, un relleno sanitario. Bordo Poniente se cierra y se generan distintas estrategias que no acaban de cuajar; de tal manera que en 2005 se destinaban 200 millones de pesos máximo a la disposición final de los residuos sólidos, hoy se destinan 2 mil 800 millones de pesos.
 
¿En qué se destinan? En llevar la basura de la Ciudad de México a los estados circunvecinos, al Estado de México y a Morelos. Esencialmente eso es lo que ha ocurrido. Claro, está la planta de composta, no vamos a decir que no se ha hecho nada, está la planta de composta, está el aprovechamiento por parte de las cementeras de parte de los residuos, pero en realidad seguimos en la mayor producción y mayor disposición final ya no en la zona metropolitana, sino la mayor parte se gasta en el transporte de los residuos.
 
Entonces, estos 2 mil 800 millones de pesos, si sabemos aprovecharlos adecuadamente, puede ser el mismo ingreso para poder mejorar el manejo, la administración de los residuos sólidos en la Ciudad de México.
 
¿Cómo lo vamos a hacer? Pues a través, ahí cuando yo estudié los temas de medio ambiente se decía que los residuos sólidos eran las tres erres que son: reducir, reciclar y reusar, esa era las tres erres, ahora hay más; pero quizá una erre más es la revalorización de los residuos. Requerimos darle más valor para que puedan ser reciclados o generar condiciones que permitan que realmente vuelvan a entrar en la economía los residuos.
 
Entonces, ¿cómo vamos a lograr llegar a basura cero y economía circular?, reduciendo, reciclando, reusando y revalorizando los residuos sólidos de la Ciudad de México. Además están muchas toneladas, miles de toneladas de cascajo en la ciudad que deben tener la misma estrategia para que dejen de tirarse en cualquier espacio en donde hoy realmente han abonado al crecimiento de la mancha urbana, porque muchos de estos residuos se tiran en el suelo de conservación de la Ciudad de México, inclusive en las calles de la ciudad. Se ha incrementado la cantidad de cascajo que hay afuera de las casas, porque no hay una estrategia de reciclamiento de residuos de la construcción.
 
¿Cuál es la meta? No sé si quieran poner la penúltima de las transparencias que presentó Marina, bueno, en lo que ponen la penúltima de las transparencias quiero decir que este no es sólo un trabajo, bueno, presento la transparencia, ¿cuáles son las metas? Muy, muy, muy ambiciosas; de las 12 mil 700 toneladas de residuos sólidos, cerca de 6 mil son orgánicas, 6 mil son orgánicas y el resto son lo que hoy llamamos inorgánico. Que en realidad, una parte de eso inorgánico son residuos reciclables y otra parte no son, residuos reciclables.
 
La parte no reciclable, queremos reducirla; de tal manera que la Ley de Plásticos de un solo uso, lo que busca como objetivo es reducir esta parte que ya no es aprovechable, que no es reciclable. Otra parte fundamental es reciclar más los residuos que son factibles de ser reciclados, los distintos tipos de plásticos, vidrios, metales, distintos materiales; y otra parte es reciclar los residuos orgánicos.
 
Entonces, las metas del reciclaje van –en el caso de los residuos no orgánicos– de mil 900 a 3 mil 200, para el 2024; ese es el objetivo.
 
¿Cómo lo vamos a hacer?, pues con la participación de la iniciativa privada; de los recicladores, porque hay muchísimos recicladores en nuestra ciudad; pequeños negocios; pequeños comercios; recicladores individuales, que tenemos que aprovechar su conocimiento para que nos ayuden en este proceso.
 
Los trabajadores de la Sección 1 del Gobierno de la Ciudad; que son los grandes recicladores de la Ciudad de México, que tenemos que aprovechar también su conocimiento, su trabajo, su inventiva para poderlos incorporar en esta estrategia que es fundamental.
 
Y la otra parte son los productores de residuos; es decir, los grandes productores que tienen que participar en el reconocimiento de que, quien genera basura, tiene que hacerse responsable también del reciclamiento; es decir, del uso completo del material.
 
El reciclaje, la composta, que queremos incrementarla, pero a través de un buen manejo de composta, en donde se buscará la inversión del Gobierno; vamos a invertir una parte nosotros y otra parte también de inversión externa.
 
Combustibles alternos, que hoy tienen un aprovechamiento, pero puede crecer, si lo hacemos de manera adecuada.
 
Nuevas tecnologías, ¿a qué nos referimos con nuevas tecnologías? Doy algunos ejemplos: estamos hoy trabajando con CONACYT y el Fondo de la Sustentabilidad Energética, y el Instituto de Ingeniería de la UNAM, para aprovechar los residuos orgánicos; para hacer los pellets de carbón vegetal que puedan ser incorporados a las carboeléctricas que existen en nuestro país.
 
Así como ese, hay otras tecnologías que se han ido presentando; y que a través de la Secretaría de Ciencia, Innovación, Tecnología y Educación, estamos buscando que en el corto plazo podamos tener esto vinculado con CONACYT.
 
De tal manera que reduzcamos la disposición final de los rellenos sanitarios de 8 mil 600 toneladas a 2 mil; y en el caso de los residuos de la construcción –como explicó Marina– pues el reciclamiento; y la obligatoriedad desde las alcaldías y el Gobierno de la Ciudad de adquirir el producto reciclado, para banquetas y otros desarrollos que tiene la ciudad.
 
En este proceso quiero decir que hemos trabajado con una cantidad muy importante de Cámaras. Han participado la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, la Industria de la Transformación, Industria de Viviendas, Tiendas Departamentales, Industria de Restaurantes, la Cámara Nacional del Cemento.
 
En fin, no las voy a leer todas, pero está una gran cantidad de iniciativa privada que ha estado involucrada en esta estrategia. Es decir, no fue diseñada sólo desde el escritorio, ha sido un trabajo muy intenso.
 
Y aquí en particular, también hemos trabajado con organizaciones de la sociedad civil. Entonces, aquí en particular quiero agradecer a todos y a todas, pero a Gustavo Alanís que nos ha acompañado en este proceso; a Cristina Cortina, que es una gran experta en estos temas, obviamente a Francisco Urióstegui, que tiene una organización de recicladores y además estamos trabajando para simplificar la normatividad.
 
De tal manera que se promueva el reciclaje porque hacemos reciclaje y después le cobramos a los recicladores y hacemos imposible que puedan hacer su registro, entonces estamos trabajando en ello para que pueda ampliarse el reciclamiento; obviamente a Jorge Treviño, de ECOCE, con Jorge Treviño hace ya algunos años se trabajó un tema que ha sido una de las historias más exitosas en nuestro país de reciclamiento.
 
En algún momento se planteó o planteamos en la Ciudad de México que no iban a permitir que hubiera PET, que todo el material iba a ser de vidrio.
 
Entonces los fabricantes de PET y las industrias que usan el PET se juntaron con nosotros en la Secretaría del Medio Ambiente, en aquel entonces, y se plantearon un tema muy sencillo: vamos a  revalorizar el PET, vamos a ponerle un precio de garantía, no desde el gobierno, sino desde las propias empresas y crearon una asociación civil y que se convirtió en al gran recicladora de PET de nuestro país.
 
Nuestro país pasó de reciclar, Jorge… del seis por ciento al 58 por ciento, de PET, gracias al esfuerzo que se hizo en aquel entonces en combinación con el gobierno, con la iniciativa privada y con organizaciones de la sociedad civil, que permitieran que se generara esto,  esto se puede repetir con otros materiales, y están dispuestos muchos empresarios a hacerlo así.
 
Así que ya no quiero tomar más tiempo. Agradecer mucho a la Comunidad Económica Europea, a Sergio Sánchez. Y pues estamos muy entusiasmados realmente, pues el objetivo es que esta sea una ciudad de las más sustentables del mundo, ese es el objetivo, ese es nuestro objetivo, y por eso la estrategia ambiental es muy ambiciosa pero estamos convencidos de que si participamos iniciativa privada, gobierno,  academia, organizaciones civiles, y sobre todo la sociedad, va a ser muy fácil llegar a estos objetivos.
 
Muchas gracias

CDMX a 26 de mayo 2019

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: