LUIS LACALLE POU SERÁ PRESIDENTE DE URUGUAY

A partir de 2020

Tiene como desafío continuar con el legado de dirigentes como José Mujica y Tabaré Vázquez.

Beatriz Argimón es ahora la primera mujer elegida vicepresidenta de la historia de Uruguay,

“Celebramos el Uruguay de todos”

Pondrá fin a 15 años de gobierno de izquierda

El Uruguay es un país pequeño, conocido en el mundo entre otras cosas por la calidad de su carne. La producción ganadera es tan importante que el número de vacas supera casi cuatro veces el de su población. En 2016 vivían 3.351.016 personas

En Uruguay la producción bovina es de mucha importancia para la economía. En el escudo nacional, un buey es símbolo de la abundancia. Quizás esto explique la relación tan llamativa.

Los problemas más evidentes son la seguridad (en Uruguay matan en promedio una persona por día, algo que rompe los ojos en un país de 3 millones de habitantes) y la economía (el país tiene un déficit fiscal equivalente a casi el 5% del Producto Interno Bruto, más alto incluso que en la peor crisis financiera de su historia, y un desempleo que ronda el 9%).

A estos problemas se sumaron escándalos como el procesamiento del último vicepresidente, Raúl Sendic, por mal manejo de fondos públicos.

Después de una ajustada votación que tenía en vilo al país, Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, será el nuevo presidente de Uruguay. Así lo reconoció su contendiente en las urnas, Daniel Martínez, de la coalición de izquierda Frente Amplio. La tendencia en el recuento de votos hace irreversible el triunfo de Lacalle. La victoria pone fin a tres gobiernos del partido que tiene en José Mujica a la figura mediática más destacada a nivel internacional (y que por primera vez puede perder el poder).

Quién es Luis Lacalle

En muchos sentidos, el mandatario de 46 años electo este domingo es lo opuesto al exguerrillero -38 años mayor- que fue noticia por ser “el presidente más pobre del mundo”.

Nació en una familia que es parte de los libros de historia de Uruguay, fue educado en las instituciones más prestigiosas del país, tiene una buena situación económica y vive en un barrio privado.

Pertenece al Partido Nacional, una de las agrupaciones políticas más antiguas del mundo, con 183 años de vida. Y quizás por eso sea difícil de encasillar ideológicamente.

A lo largo de su historia, este partido con fuerte arraigo en sectores rurales ha integrado un abanico amplio de posiciones desde la izquierda a la extrema derecha.

El 1º de marzo de 2020 y hasta 2025 accederá al puesto. Tiene fascinación por el mar. Lo descubrió de niño, en los veranos en las costas uruguayas y en la casa de su abuelo materno, donde leía viejos ejemplares de National Geographic.

Quería ser biólogo marino, soñaba con convertirse en Jacques Cousteau y tener su propio Calypso, el famoso barco del oceanógrafo francés.

El gusto por el mar le despertó también el interés por el surf y por eso, de niño, siempre pedía a sus padres una tabla.

El primer deseo quedó por el camino, porque siguió los pasos de su padre y se convirtió en abogado. El segundo se cumplió y a los 11 años recibió una tabla de surf usada, que fue la primera de muchas.

Se convirtió en un surfista que recorrió playas uruguayas y del mundo, viajó kilómetros buscando olas y aguardó horas en el mar esperando el momento justo para correrlas.

En la soledad del agua tomó decisiones, esperó y retrocedió, superó dificultades, cayó varias veces y volvió a ponerse en pie sobre la tabla para cumplir su objetivo.

Todo lo que aprendió en el mar lo aplicó en la vida real, y después del revolcón electoral de 2014 ante Tabaré Vázquez. quien lo dejó tumbado en la arena política, Lacalle Pou se recompuso.

Definió una estrategia que analistas elogian y consideran de “casi perfecta”, por lo certera para lograr captar los imprescindibles votos por fuera de su partido. Su ajustado triunfo se explica tanto por aciertos propios como por errores ajenos.

Eligió como compañera de fórmula a Beatriz Argimón, una exdiputada y reconocida feminista que tuvo un papel fundamental en la aprobación de la ley de cuotas y otras iniciativas de género, entre ellas algunas relacionadas con la violencia contra la mujer.

De esa forma, un partido que estaba rezagado en temas de género, mostraba una nueva cara en sintonía con la tendencia mundial que reclama más mujeres en política.

De hecho, Argimón es ahora la primera mujer elegida vicepresidenta de la historia de Uruguay, un país que todavía no ha tenido presidenta.

Está casado con Lorena Ponce de León, una paisajista que asumió un papel activo en la campaña electoral, y es padre de tres hijos.

Los dos primeros (Luis Alberto y Violeta) son mellizos nacidos por fecundación in vitro. A partir de esa experiencia, Lacalle Pou impulsó la ley que establece que la fertilización sea una de las prestaciones gratuitas del sistema de salud uruguayo.

Poco más de un año después de la llegada de los mellizos, nació Manuel, nombre que homenajea a Oribe, el fundador del Partido Nacional.

 Redacción Internacional / INICIATIKA a 28 de noviembre 2019

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: