ESTRATEGIA EN PRODUCCIÓN Y CONSUMO DE FRIJOL

Gobierno de México lanza esquema nacional

·         El titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, indicó que el frijol es el tercer cultivo por superficie sembrada en el país, con un promedio anual de un millón 490 mil hectáreas y una cosecha que en los últimos años ha promediado poco más de un millón de toneladas.

·         En el proyecto interinstitucional “Riqueza mexicana: para la defensa del consumo del frijol” participan las secretarías de Agricultura, Bienestar, Economía, Medio Ambiente, Gobernación, Educación, Turismo y Cultura y Lotería Nacional para la Asistencia Pública y de otros organismos públicos descentralizados.

·          Destacan las acciones conjuntas para fortalecer la vinculación de la ciencia y la tecnología, el cultivo del sistema milpa intercalado con árboles frutales en un millón de hectáreas, la ruta de la milpa en pueblos mágicos y campañas de promoción y difusión.

Con la participación de siete secretarías de Estado y organismos públicos descentralizados, el Gobierno de México, a través de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultual de México, puso en marcha el proyecto interinstitucional “Riqueza mexicana: para la defensa del consumo del frijol”, producto emblemático histórico y cultural cuyas propiedades en proteína, carbohidratos, vitaminas y minerales lo clasifican como un alimento básico y tercer producto que más se cultiva en el país.

En esta estrategia nacional destacan las acciones conjuntas para fortalecer la vinculación de la ciencia y la tecnología, el cultivo del sistema milpa intercalado con árboles frutales en un millón de hectáreas, la ruta de la milpa en pueblos mágicos y campañas de promoción y difusión orientadas a incidir en la producción y consumo de la leguminosa.

En el evento de lanzamiento de esta estrategia, en la sede de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo, su titular Víctor Villalobos Arámbula subrayó la importancia de la leguminosa que cultivan más de 570 mil productores de autoconsumo con variedades nativas en el centro-sur del país y los de producción comercial en el centro-norte.

Acompañado por la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, y de representantes de las dependencias de Medio Ambiente, Turismo, Educación y Cultura, el secretario Villalobos Arámbula indicó que el frijol es el tercer cultivo por superficie sembrada en el país, con un promedio anual de un millón 490 mil hectáreas y una cosecha que en los últimos años ha promediado poco más de un millón de toneladas, principalmente en Zacatecas, Sinaloa, Durango, Chihuahua, Nayarit y Chiapas.

Además de la producción de frijol para autoconsumo y la autosuficiencia alimentaria en el resto de las entidades, entre las que destacan Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Yucatán, Campeche y Puebla, apuntó.

En el mundo, abundó, se conocen alrededor de 150 especies de frijol y, en nuestro país existen entre 50 y 70, y para fines prácticos las variedades del grano que se siembran varían por región y preferencia de consumo, por ejemplo: negro en el sureste de México, pinto en el centro y noreste y claro en el occidente y noroeste.

Precisó que su consumo pasó de un millón 200 mil toneladas en 2006 y hoy en día alcanzar el millón, y las  principales razones de esta caída son: volatilidad en precios que genera se sustituya por otras proteínas, urbanización y reducción de tamaño de familias.

Afirmó que, para enfrentar los retos actuales, el Gobierno de México puso en marcha cuatro instrumentos integrales para apoyar a los productores, consumidores y al propio cultivo de frijol: Producción para el bienestar que tiene como objetivo, incrementar la productividad.

Los precios de garantía que pagará Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), que por primera vez se aplican y que tiene como objetivo, incentivar el ingreso de los pequeños productores, para contribuir a mejorar su nivel de vida y aumentar la producción agropecuaria y la autosuficiencia alimentaria, reduciendo las importaciones a través de precios de garantía en granos básicos y en leche.

En particular el apoyo para frijol hasta 30 hectáreas de temporal o cinco de riego, hasta 15 toneladas a 14 mil 500 pesos por tonelada, lo que permite una reserva estratégica alimentaria que se conforma con las compras de Segalmex y las ventas a un precio estable para el consumidor a través de las tiendas Diconsa.

La iniciativa “Frijol para México”, enfocado a la adopción de nuevas prácticas agrícolas que contribuyan al impulso de la productividad del cultivo del frijol, así como la resiliencia frente al cambio climático, abonando a la autosuficiencia alimentaria del país, con la reducción de importaciones.

El Programa Nacional de Plantas Nativas cuyo objetivo es promover el desarrollo de las comunidades rurales, a través del uso sostenible y rescate de cultivos nativos, para mejorar su economía, alcanzar la reconversión, diversificación productiva y autosuficiencia alimentaria, con eventos regionales y difusión de prácticas sostenibles, con su próximo Seminario Frijol de México para el Mundo, el 27 de marzo de 2020.

La secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, informó que en la suma de acciones para este proyecto el Programa Sembrando Vida se promueve el conservar los cultivos, recuperar las tradiciones agrícolas y la soberanía alimentaria, a través del sistema de milpa regenerativa: maíz, frijol y calabaza e intercalado de árboles frutales en un millón de hectáreas en pequeñas unidades productivas para este año.

CDMX a 17 de marzo 2020

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: