DE MI COSECHA

Por Luciano Gallardo Castro

EL JUICIO DEL SIGLO

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, se quiso lavar las manos, dejando en la voluntad de los ciudadanos, la responsabilidad de promover con sus firmas, una investigación y enjuiciamiento en su caso , contra los Ex Presidentes de la República, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, pero al ver que su objetivo no tuvo éxito ya que su partido político, no logro recabar la cantidad de firmas requeridas, decidió personalmente, enviar la solicitud ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aun cuando en diversas ocasiones manifestó que el votaría en contra, ahora ésta ultima tiene en su cancha la resolución y como no es un asunto jurídico, porque la gran mayoría de los delitos no cumplen con esa categoría, lo más seguro que será dictaminada inconstitucional y al desecharla podría generarse una fisura entre las relaciones de esos dos poderes,

Salvo el caso de Peña Nieto, con los asuntos de Obredecht y Agro Nitrogenados, los demás no se constituyen como delitos, jurídicamente hablando por prescripción y porque la pregunta que el Presidente envió al máximo órgano de impartición de justicia, estuvo mal redactada por parte del jurídico de presidencia, Julio Scherer Ibarra, pues, la exposición de motivos es por demás inverosímil, ya que no puede decir que las políticas neoliberales están prohibidas y ese no es un delito.

Aun con ese fallo, se puede ver y afirmar de antemano, que el ejecutivo, va a realizar de todas maneras ese evento, porque no es la impartición de justicia ni lo jurídico lo que le interesa sino  que es más bien un problema de fondo político, que lo sube en el carro electoral durante toda la campaña próxima, empapándola del pasado y olvidándose del presente, aun cuando él dice que no quiere aparecer como villano y le dejara al INE la tarea de organizar la consulta ciudadana, apareciendo como el patito feo , será una cortina de humo para seguir manteniendo su discurso mediático, violando el principio de presunción de inocencia y dejando a un lado la ley de amnistía que tanto pregono, ese será el gran tema de la agenda política, donde el Presidente tiene una gran capacidad de imponerla.

Todo esto contrasta con el presente, donde existen asuntos más urgentes e importantes que atender y explicar a todos los mexicanos, como el caso de la presa boquitas en chihuahua, donde la directora general mal informo al propio presidente  generando ese conflicto que tuvo repercusiones a nivel nacional y perjudicando directamente a todos los productores de la región, la situación fuera de control en la CNDH, cuya titular no ha podido lograr ser legitimada por el senado de la republica y demás temas que son del interés de todos y que nos interesa ver resueltos, para ver en serio el verdadero cambio que se nos prometió y que tanto esperamos, el cual fue una promesa de campaña, que ayudaría mucho a la construcción de su proyecto político transformador.

Hablando de la presidenta de la CNDH, la Sra. Rosario Piedra, ésta no ha sabido conectar con las organizaciones de víctimas de delitos, quienes al no lograr ser escuchadas y acompañadas por esa institución decidieron hacer toma de instalaciones y se le ha convertido en un aliado más del gobierno, acción que le costara seguramente la renuncia.

Como no hay un proyecto serio de gobierno, sino puras ocurrencias y disparates improvisados, si creo que se debe hacer una revisión histórica del pasado, para construir el presente pero también con miras de llegar a un mejor futuro, así que el presidente debe de dejar de estar utilizando la Unidad de Inteligencia Financiera, como una herramienta legal para amedrentar a todo aquel que se manifieste o que no esté de acuerdo con sus repetidas equivocaciones, producto en su mayoría de información mal intencionada de colaboradores muy cercanos.

Preocupa mucho que la UIF, este siendo utilizada, para reprimir económica y socialmente a sus adversarios, cuando su capacidad y capital político le dan la garantía de llevar las riendas de un gobierno, que pueda lucir mejor pues tiene todo para hacerlo y hacerlo bien, para él y para México, pero para llegar a esto tendrá que ponerle más atención a la función que vienen desempeñando, algunos miembros de su gabinete como son , la secretaría de gobernación, Olga Sánchez Cordero, el subsecretario Alejandro Encinas, el jurídico de presidencia, Julio Scherer, la directora de la conagua, el secretario de educación pública quien no le ha aportado mucho al sector educativo pero que gracias a Dios ya se va a radicar las funciones propias del ramo fuera de la CDMX, algunos representantes sociales de Morena en las cámaras y algunos miembros de su partido, que le están mintiendo al presidente y que con la información que le proporcionan de manera tramposa lo están poniendo continuamente en una situación difícil de confrontación, con los mexicanos que solo desean un mejor futuro para ellos, para sus hijos y las generaciones venideras.

Por eso es muy importante que el presidente, no olvide que ésta es una oportunidad histórica para que su movimiento transformador triunfe, sin revanchismo, sin colaboradores que le falsean la información, así que no habrá juicio del siglo pero si un gran show mediático-electoral.

Culiacán Sinaloa a 21 de septiembre 2020

Leave a Reply

Your email address will not be published.