DE MI COSECHA

Por Luciano Gallardo Castro

TE LO DIGO JUAN PARA QUE LO ESCUCHES PEDRO

Correo lucianogapa@hotmail.com

En estos días en que la efervescencia política, se ha empezado a disparar desmesuradamente, en nuestro estado no existe la excepción y para muestra unos cuantos botones, que se encuentran como ejemplo intrínseco motivo de una cruenta lucha, por las aspiraciones de quienes ostentan, la sublime seguridad de que tendrán las oportunidades de representar con alguna sigla o sello partidista, cargos populares que tendrán que renovarse en el 2021 en toda la nación.

Sin embargo hay variables que bien vale la pena analizar, para entender el papel protagónico que cada quien está jugando en la tómbola política, donde la incertidumbre de algunos que aún no cuentan con la bendición requerida, los mantiene muy agitados, trabajando con mucha angustia y con la inseguridad que genera ese proceso de espera, mientras que otros resignados a su suerte, se quedan expectantes y receptivos para tomar en cuenta, cada promesa o invitación que se les presente, decisión que tendrán que tomar en un tiempo perentoriamente breve y hay también quienes de entrada y de antemano, saben perfectamente que no tendrán la oportunidad dentro de su Instituto Político, para realizar sus sueños, sobre todo con miras a la Gubernatura del Estado, pero que sin duda saben perfectamente que el hacer tanto ruido, les da un gran margen para negociar otras posiciones.

En todos y cada uno de los casos, existen intereses muy diversos, que están dispersos a lo largo y ancho de la entidad, hay desde cacicazgos hasta liderazgos naturales,  donde cada quien tiene sus cotos de poder, solo que no en todos los casos, se cuenta con una estructura organizativa ni la maquinaria electoral requerida , para estar en condiciones de competir, pero si manejan una gran simulación política, por lo que los suspirantes al hacer recorridos y reuniones en las diferentes comunidades, deberán tener un especial cuidado para no dejarse envolver en los engaños que la borrachera política genera en los personajes locales, lo cual no garantiza éxito electoral y es ahí donde los candidatos deberán tener mucho criterio para no dejarse seducir con el canto de las sirenas .

Por otra parte existe otro grupo que bien vale la pena mencionar, los círculos más cercanos de colaboradores y amigos de los candidatos, los cuales en un gran porcentaje en lugar de favorecer el trabajo  en equipo y con el solo objetivo  de fortalecerlo, se convierten en una piedra en el zapato, por dos cosas primero, por la información matizada con que están retroalimentando al candidato, los filtros que manejan , para no dejar que se les acerque personas ajenas al propósito y segundo, porque sin que el propio candidato se dé cuenta o más bien, es el único que no se da cuenta, estos se encuentran cercanos a él, pero trabajando sus propios proyectos políticos, de una manera tan sutil que su jefe difícilmente se entera.

Los propios candidatos, cuando no cuentan con organización, tienden a apoyarse en las campañas satélites o en los liderazgos naturales de candidatos locales, que les aporten simpatías ciudadanas , para que su campaña tenga más penetración, pero en la política como en todas las aéreas, todos los personajes que no encuentran eco en su partido, para materializar sus aspiraciones, siempre buscaran la manera de conectarse, con otras marcas y otras organizaciones, ejerciendo el chapulineo político,  practica muy común en quienes se sienten merecedores de las dadivas de la vida, o bien que en su propio partido ya no tienen cabida por el mal ejercicio de sus acciones, lo cual tampoco es un garante de triunfo.

Hoy es muy importante, a la hora de seleccionar candidatos, su liderazgo, trayectoria, experiencia  y posibilidades de triunfo, se deben tomar muy en cuenta las posibles negociaciones y las alianzas necesarias que como partido político se tengan que pactar para que el proceso se convierta en algo más atractivo, ojala y en esos tratos negociados, no se encuentre la posibilidad de entregar a Sinaloa, señales que son más frecuentes cada día, por parte de nuestro Gobernador.

En todos los procesos electorales, es muy frecuente, el golpeteo que existe entre los candidatos y sus corrientes políticas, pero esta guerra sucia se pone más de manifiesto, entre quienes conforman sus equipos de trabajo y lo más triste y que seguramente pasa, que a lo mejor ellos no se dan cuenta de lo que hacen sus colaboradores, pero , si lo hacen con su anuencia , es todavía más triste y denigrante, máxime si los contrarios no están atacando, por eso es tan importante que se ejerza un buen control de las actuaciones de cada colaborador, para que no haga cosas por iniciativa propia que puedan ocasionar un deterioro en la imagen del candidato, pues las reacciones contrarias pueden ser fatales, por eso insisto en no dejar sueltos los instintos de los equipos y de ser posible estar haciendo reingeniería política constantemente y no solo en épocas electorales sino también en los tiempos del ejercicio del poder.

En fin esperemos que el tiempo nos regale, verdaderos hombres y mujeres comprometidos con las causas sociales y no  personajes folclóricos del momento, que garanticen un buen Gobierno  en los tres niveles que estarán en disputa y que por supuesto siempre tengan lealtad por su partido y por las demandas justas de los ciudadanos.

Esperemos que el mensaje le llegue a quienes va dirigido y que el próximo proceso electoral, se distinga por ser una contienda limpia y digna de todos los sinaloenses.

Culiacán Sinaloa a 4 de noviembre 2020

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: