DE MI COSECHA

Por Luciano Gallardo Castro

VALLARTA SECUESTRADO

Correo: lucianogapa@hotmail.com

Bonito puerto Vallarta, rico por donde se le mire, con bellezas naturales inigualables, con su gente tan afable y hospitalaria, pero tan pobre en su participación ciudadana, por el literal secuestro que los partidos políticos han cometido, en detrimento de la democracia y de su evolución civilizada y armónica al que todo pueblo tiene justo derecho.

Tiene tres administraciones municipales seguidas, que solo vieron por los intereses del gobierno en turno, saqueando las arcas públicas, utilizando los cargos para amedrentar y hacer todo tipo de negocios, los hoteleros, principal fuente de ingresos del sector turístico, manifiestan cada vez más sus inconformidades, por abusos de la autoridad y así mismo se están pronunciando todos los sectores productivos del municipio.

Y no es para menos, después de tantos y tantos gobiernos municipales, los beneficios para los ciudadanos de a pie, no están por ningún lado, no se ve el trabajo de la autoridad, no existe un compromiso social que acompañe a la ciudadanía en sus demandas sociales, pero si se ve una gran mejoría en la posición económica, de los equipos políticos que entran y salen del H. Ayuntamiento.

Pero, ¿saben cuál es el problema? los partidos políticos que como en todas partes, se han enquistado ahí, minando la participación de los ciudadanos conscientes y con verdadero espíritu de servicio, para lograr a través de su actuar una verdadera transformación del municipio, donde se acaben los cacicazgos, los cotos de poder y la extorsión simulada, que no han permitido el verdadero desarrollo de la zona.

La buena noticia es que la gente ya se dio cuenta y tendrán en la mente todos estos elementos de análisis a la hora de ejercer su derecho al voto en el 2021. La partidocracia no les ha beneficiado, hablando de partidos políticos, no hay a cual irle, pues ya todos han tenido su oportunidad y la han desaprovechado, pero sí se vuelven a ver en cuanto comienzan los procesos electorales, prometiendo la luna y las estrellas y olvidarse de los compromisos, una vez ganada la elección y no es algo privativo de las municipales, lo mismo lo mismo opera en las diputaciones, también son fantasmas que se aparecen y desaparecen en cada elección.

Por eso la ciudadanía, que si quiere que sus localidades progresen, ya no aceptan a los partidos políticos cualquiera que sea, ya los va a estar vomitando con más frecuencia de aquí en adelante, para inclinarse a darle las oportunidades a las candidaturas independientes, pues es ya un recurso que no se ha explorado mucho y que bien vale la pena tomar en cuenta, sobre todo si vemos que en Puerto Vallarta como en miles de lugares de este país, existe una gran variedad de liderazgos naturales, sin compromiso partidista y sin un sesgo de colores electoreros y tramposos.

Esperemos que la sociedad actúe con madurez y no se deje envolver con los mismos trucos, pero también hay que alentar la participación de los ciudadanos independientes, que seguramente tienen mejores intenciones que los partidos políticos.

Puerto Vallarta Jalisco a 28 de noviembre 2020

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: