ELECCIONES PARLAMENTARIAS 2020 EN VENEZUELA

 ¿Qué pasará ahora que Maduro también controla la Asamblea?

En un cuestionado proceso, en el que la oposición venezolana decidió no participar porque considera que no se dieron las condiciones justas, el régimen gobernante del  Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganó; obtuvo un 67,6% de apoyo, según los datos del Consejo Nacional Electoral de Venezuela.

Las elecciones parlamentarias de Venezuela de 2020 es un proceso electoral llevado a cabo el 6 de diciembre,  para renovar todos los escaños de la Asamblea Nacional. Los diputados electos durarán cinco años en el ejercicio de sus funciones, para la V Legislatura, la cual iniciará el 5 de enero de 2021 y cesará el 5 de enero de 2026.

Mientras el presidente venezolano Nicolas Maduro celebra lo que llama “un nuevo ciclo triunfal”, el líder opositor Juan Guaidó dijo en un tuit que “la dictadura se evidencia. Luego del chantaje, el secuestro de partidos, censura, fabricar resultados, infundir terror; anuncian lo dicho: un fraude con 30% de pura falsedad, que no le son suficientes ni para mostrarse en público (Ni ellos celebran, se saben solos)”. El próximo 5 de enero Guaidó dejará de ser el presidente de la Asamblea Nacional.

Como era de esperar, la Organización de Estados Americanos (OEA) no reconoció el resultado de las elecciones parlamentarias de Venezuela que le permiten al  Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) retomar a partir del 5 de enero el control de la Asamblea Nacional (AN). De acuerdo con cifras oficiales, el Partido Socialista Unificado (PSUV, en el poder), obtuvo el 68% de los votos en una contienda de la que participaron tan solo el 30% de los ciudadanos habilitados. El PSUV obtuvo incluso un millón menos de adhesiones en las urnas que en las parlamentarias de 2015 en las que perdió el control de la AN. Los resultados de los comicios reforzaron una opinión que la OEA tenía de antemano. Para el organismo continental en el que Estados Unidos tiene una posición dominante, Nicolás Maduro no hizo más que consolidar una “dictadura”. La resolución fue aprobada por 21 de los 34 países y en este caso no fue propuesta por Washington.

En este contexto se conoció a su vez la opinión de la alta comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien hizo referencia a las “recomendaciones” estatales a un sector de la ciudadanía para acudir a las urnas. “Nos preocupó ver esos comentarios en términos de que las personas que no iban a votar no iban a tener acceso a programas sociales, y de alguna manera presionando a las personas a que fueran a votar”.

Bachelet hizo un llamado a “promover un contexto pacífico y que las libertades de las personas puedan ser realmente cumplidas”. De acuerdo con las estimaciones de los analistas, gran parte de los 3.558.320 votos que obtuvo el PSUV vienen de empleados públicos.

En América, el bloque más grande que ha dicho hasta el momento “desconocer” el resultado de la votación que ganó el chavismo, lo constituyen 16 naciones que firmaron una declaración en la que denuncian la falta de “legitimidad”. La Unión Europea y Estados Unidos adoptaron la misma postura. El número de países que rechazan los resultados en las elecciones a la Asamblea Nacional celebradas este domingo en Venezuela son casi 50 los que no reconocen ese triunfo.

En el documento, firmado por Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía, se pidió además a la comunidad internacional unirse “al rechazo de estas elecciones fraudulentas”.

El texto se conoció luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) informara que la alianza oficialista venezolana del Gran Polo Patriótico (GPP) ganó con rotundidad las elecciones a las que fueron convocados cerca de 20,7 millones de venezolanos para elegir a 277 diputados entre unos 14.400 aspirantes, y que estuvieron marcadas por una masiva abstención.

De inmediato, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que con ese resultado su cargo queda ratificado pese a que en las polémicas votaciones no participó la oposición que representa Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como el mandatario interino del país petrolero.

Aunque el rechazo al resultado electoral en Venezuela es mayoritario, sus viejos aliados no se hicieron esperar para felicitar al ganador. “En nombre del pueblo, el Partido y el Gobierno cubanos felicitamos al Gran Polo Patriótico, al PSUV y al pueblo bolivariano por la victoria alcanzada en las elecciones legislativas”, expresaron el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canedo, y el líder del Partido Comunista (PCC, único legal), Raúl Castro.

Los gobernantes cubanos añadieron que “una vez más, la Patria de Bolívar y Chávez bajo tu certera conducción, pone en alto su sentido democrático y participativo frente a las embestidas del imperialismo”.

Cuba es uno de los principales aliados de Venezuela, que en las últimas dos décadas ha brindado generosa asistencia económica a la isla, especialmente en petróleo y combustible.

Asimismo, Rusia negó que en las elecciones legislativas del domingo hubiera “graves violaciones” y expresó su confianza de que la nueva Asamblea Nacional se convierta en una plataforma para el diálogo.

Según María Zajárova, portavoz de Exteriores, los observadores electorales resaltaron los “esfuerzos” realizados por las autoridades venezolanas a la hora de organizar una votación en línea con “los más altos estándares de transparencia, democracia, seguridad sanitaria y epidemiológica”.

De hecho, a juicio de Rusia, si la comunidad internacional apoyara a la legalmente elegida Asamblea Nacional “contribuiría a la creación de las condiciones favorables” para el arreglo político.

Del continente americano, México, Argentina y Bolivia mantienen silencio y no se han pronunciado todavía ante los resultados de los comicios a la Asamblea Nacional venezolana.

Caracas, Venezuela a 10 de diciembre 2020

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: