EL TIMING – Iniciatika
Destacado

EL TIMING

Por Elda Cantú

TENEMOS QUE HABLAR. AHORA

 Tenía 17 años cuando “Me atacó como si fuera animal”, dice la mujer que acusa de violación al actual precandidato a gobernador de Guerrero, México. Basilia Castañeda conoció a Félix Salgado Macedonio…
The New York Times obtuvo una copia de la tarjeta de investigación  de una de las denuncias de abuso en contra de Salgado, a quien el presidente López Obrador ha respaldado. Si gana las elecciones, dijo la abogada de una de las denunciantes, “legitima y normaliza la violencia sexual contra las mujeres”.

 

Están por todos lados. Inquietas, furiosas, valientes. Y no se quedan calladas.
En Nueva York, tres mujeres —entre ellas, dos exfuncionarias— acusaron al gobernador Andrew Cuomo de acoso sexual.

Y en Birmania, donde continúan las protestas contra el golpe de Estado, las jóvenes van al frente en las marchas: una muchacha de 20 años que recibió un tiro en la cabeza fue la primera de las 54 víctimas mortales de la represión en el último mes.

¿Qué está pasando?

“Es momento de que las mujeres nos organicemos y abanderemos una lucha contra todas las injusticias”, escribia Viri Ríos sobre la pobreza y los abusos contra las mujeres en México, “la batalla de las mujeres debe ser por la justicia social que nos han negado, para dársela a más personas y no para capturarla nosotras”.

La última vez que estuve en medio de una multitud fue hace justo un año, cuando acudí a la marcha del 8 de marzo en Ciudad de México. Entonces el coronavirus era poco más que un rumor que palidecía ante el rugido de las miles de mujeres —bebés en brazos, abuelas, muchísimas jóvenes— que ese día soleado se congregaron bajo la sombra de las jacarandas.

Yo había ido para entrevistar a Yesenia Zamudio, una asesora financiera que tras el feminicidio de su hija Marichuy hace cinco años se convirtió en activista y lideresa de un movimiento contra la violencia hacia las mujeres: “Tienes que gritar, luchar por tu vida”, dijo. Cuando le pregunté por sus ocupaciones actuales, acompañando víctimas, organizando manifestaciones, me comentó: “Es un estilo de vida: sobrevivir y enseñar a las compañeras a defenderse”.

Después las mujeres empezaron a caminar hacia el Palacio Nacional y a gritar: contra los padres y maridos golpeadores, la policía que no cuida, la injerencia de la iglesia en los derechos reproductivos, el Estado que no responde por el asesinato de sus amigas. Las consignas y las pancartas a veces se contradecían, pero avanzaban juntas. Iban impulsadas por un hartazgo de generaciones.

Ciudad de México a 8 de marzo 2021

Fuente: The New York Times

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

MATHIAS CORMANN, NUEVO SECRETARIO GENERAL OCDE

Los ministros y funcionarios de los 38 países miembros de la Organización para La Cooperación ...

EL ANDAR DE LA TUZA

Por Angeles Castro MUJERES HAN HECHO LA DIFERENCIA EN LA INDUSTRIA DE VINOS Y LICORES: ...

VANESSA RUBIO

Afores y mujeres @VRubioMarquez Cualquier esfuerzo en el sentido de aumentar las contribuciones a la ...