CUMBRE G7 – Iniciatika

CUMBRE G7

Propone que grandes tecnológicas Facebook, Twitter, Amazon, Google, entre otros, paguen impuestos de sus ganancias en las naciones en que operan.

Rusia, suspendida indefinidamente de este club; debido a las tensiones provocadas por su incursión en Crimea y su política en Ucrania, fue llamada a poner fin a sus «actividades desestabilizadoras», incluyendo la injerencia en los sistemas democráticos de otros países y los ciberataques con programas de robo de datos atribuidos a grupos de ese país.

E instó a Moscú a cumplir sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, investigando «urgentemente» el uso de armas químicas en su territorio y poniendo fin a «su represión sistemática de la sociedad civil y los medios de comunicación independientes».

G7 pidió también un estudio más profundo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre los «orígenes del covid-19», con la participación de China, a quien urgió por otro lado a «respetar los derechos humanos» en la región de Xinjiang, hogar de la minoría musulmana uigur, y en Hong Kong, donde Pekín ha reprimido a los defensores de la democracia.

La política económica más importante es la de vacunas; para que podamos poner fin a la pandemia y asegurarnos de que la recuperación sea sólida. Vacunaremos al mundo, dijo Kristalina Georgieva directora gerente del Fondo Monetario Internacional. Si existe una fuerte coordinación y financiamiento adicional, es posible llegar al 40 por ciento para fines de este año y al 60 por ciento a mediados del próximo año.

La inversión de $ 50 mil millones en este plan generará $ 9 billones en retornos económicos globales para 2025. Esperamos que el G7 dé un paso adelante. Esperamos que el G20 siga con el mismo espíritu. Nos gustaría ver la mayor coordinación posible en la asignación de vacunas. También estamos formando un grupo de trabajo entre el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial del Comercio y el FMI, con el objetivo de monitorear de cerca cómo la producción se traduce en contratos, cómo estos en entrega y a qué medida estamos igualando. las necesidades y la distribución, comunico Georgieva.

Los ministros de finanzas del Grupo de los Siete principales países industrializados se comprometieron a establecer una tasa impositiva corporativa mínima global para las multinacionales de al menos el 15 por ciento, este acuerdo histórico presagia un importante paso adelante en el camino hacia la reforma fiscal corporativa internacional. También destaca el papel que pueden desempeñar los impuestos mínimos a nivel mundial para ayudar a revertir casi cuatro décadas de tasas impositivas corporativas en descenso y reducir los incentivos para que las grandes empresas multinacionales trasladen sus ganancias a jurisdicciones de impuestos bajos para reducir su obligación tributaria mundial.

Volver al crecimiento:  Producir y consumir más bienes y servicios por la misma cantidad de trabajo. De hecho, es completamente posible. Una mayor productividad es uno de los ingredientes clave para un mayor crecimiento económico e ingresos. Se trata de cómo los trabajadores se vuelven más productivos. Para muchos de nosotros, la pandemia de COVID-19 ha cambiado la forma en que trabajamos y gastamos.

Un aumento del diez por ciento en la inversión de capital intangible (que es donde los activos como las tecnologías digitales se capturan en las estadísticas nacionales) se asocia con un aumento de alrededor del 4½ por ciento en Productividad laboral: probablemente refleje el papel del capital intangible en la mejora de la eficiencia y las competencias. En comparación, un aumento del capital tangible (como edificios y maquinaria) se asocia con un aumento ligeramente menor de la productividad. A medida que retrocede COVID-19, las empresas que invirtieron en activos intangibles, como tecnologías digitales y patentes, pueden ver como resultado una mayor productividad.

Al término de tres días de intensa agenda El G7 acordò combatir el cambio climático, la pandemia y los retos de China y Rusia. Se comprometen a proteger en 2030 el 30% de la tierra y los océanos, buscando detener la pérdida de biodiversidad, y a reducir sus emisiones de carbono a la mitad respecto a 2010. Esto incluye la obligación de dejar de financiar centrales térmicas de carbón en el extranjero a finales de este año.

La Cumbre del G7 se realizó del 11 al 13 de junio del 2021 en la ciudad costera de Carbis Bay suroeste Inglaterra en el condado de Cornualles, Además de los países que lo integran, el gobierno británico invitó a unirse a la reunión a Australia, India y Corea del Sur

El encuentro de las siete mayores economías occidentales fue inaugurado por su anfitrión, el primer ministro británico Boris Johnson, que planteó el combate al cambio climático como una prioridad de la cumbre antes la celebración en noviembre la conferencia cumbre de la ONU sobre el clima en Glasgow, aseguró que el G7 quiere «impulsar una revolución industrial verde a nivel mundial para transformar nuestra forma de vida».

Tras casi dos años sin reunirse, los jefes de Estado volvieron a sentarse en torno a una mesa. Ofrece una “enorme oportunidad” para impulsar la recuperación mundial tras el coronavirus, afirmó Johnson al inaugurar la cita, antes del inicio de los debates a puerta cerrada. En palabras de Joe Biden, la cumbre marcaba el “regreso” de Estados Unidos al multilateralismo no hubo apretones de manos y todos mantuvieron las distancias.

El G7 es la abreviatura del Grupo de los Siete, una organización de líderes de algunas de las economías más grandes del mundo: Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos.

2021 es un año crucial en el escenario internacional para el Reino Unido, que quiere establecerse como una potencia global tras su salida de la Unión Europea. Además de la cumbre del G7, Londres asumió la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU desde febrero pasado y acogerá la 26ª conferencia de Naciones Unidas sobre el cambio climático en Glasgow en noviembre próximo.

El G7 anunció un plan impulsado por Estados Unidos Llamado «Reconstruir el mundo mejor» y estimado en cientos de miles de millones de dólares, tiene como claro objetivo contrarrestar un proyecto chino denominado «nuevas rutas de la seda», consistente en grandes obras en el extranjero, para ayudar a los «países de renta baja y media», desde Latinoamérica hasta el Pacífico, a recuperarse de la pandemia, con el desarrollo de infraestructuras centradas en el clima, la salud, el mundo digital y la lucha contra la desigualdad.

Carbis Bay, Cornualles, Inglaterra a 27 de junio 2021

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

SOBRE LA POLÍTICA DE REDENCIÓN COLECTIVA

Po Boaz Levin Con los humanos encerrados, el mundo parecía curarse a sí mismo. No parecía ...

VINO ESPACIAL

Chateau Petrus Pomerol, añejado 14 meses fuera de este planeta. Valorado en $ 20 millones ...

 AGENDA ABIERTA

Impulso regional Por Moisés Gómez Reyna La diferencia entre alcanzar un nivel de desarrollo sostenido ...